Make your own free website on Tripod.com

Capítulo VII: un chico, un ladrón y un gato de las montañas

 

En Honshu... Kikyou caminaba lentamente por los pasillos y al mismo tiempo se podía apreciar que la mujer estaba sumamente enojada.

 

- COMO SE LES OCURRIÓ DEJAR LIBRE A ESE ANIMAL?????????????Miroku-sama Sango-san!- gritaba casi a cuatro vientos Kikyou.

 

Los pobres llegan casi corriendo hasta donde ella se encontraba, pues si no llegaban cuando se les llamaba.

 

- Por qué tardan tanto! Realmente son unos inútiles!- decía la hermana de Kagome.

- Mil disculpas...- comenta Sango con una ligera reverencia.

- En que podemos ayudarla?- pregunta Miroku.

- Quiero una buena explicación del por qué ese gato de las montañas se fue!

- Se refiere... a Kirara?- dice Sango mientras se imagina a Kirara.

- Así es, saben bien que ese tipo de animales son peligrosos que anden por ahí!

- y que quiere que hagamos?- se pregunta Miroku serio.

- Pues que otra cosa que ir en busca de él.

- Demo... eso, eso es imposible... son muy difíciles de encontrar! Además... recuerde que no se dejan agarrar por cualquier persona.

- No me importa- Kikyou silencia a Sango- si quieren seguir viviendo aquí tienen que hacer lo que yo les diga, no sé como era su relación con ella pero ustedes no son mas que unos viles esclavos!

 

Ambos seres se quedan silencio ante eso, nadie en su vida los había llamado de esa forma, pues ni siquiera el padre de Kagome pensaba esas cosas; Sango deseaba golpearla en ese instante pero Miroku detiene su mano.

 

Luego de eso, ellos dos se van hacia otra sala, era una sala llena de armas y Miroku se preparaba... Sango por su parte estaba preocupada.

 

- Qué harás Miroku?

- Salir de aquí, debo de encontrar a Kagome a como de lugar, esto no puede seguir así...

- En ese caso deja que te acompañe- Sango toma su brazo mientras lo mira con preocupación.

- Iie, sospecharían...- comenta el monje mientras quita la mano de la chica- además de todo, hace poco recibí un mensaje de Sesshoumaru-sama y de Kouga-sama que me querían ver, así me daría oportunidad para buscar a Kagome y traer de vuelta a Kirara.

- Tú sabes el por qué ese comportamiento de Kikyou?

- En unos escritos leí en una ocasión...- intenta recordar el monje- que los gatos de las montañas pueden sentir cuando su amo o quien lo cuida está vivo o muerto, pueda que por eso Kirara haya salido de aquí.

 

La chica se pone un poco contenta al escuchar eso, Miroku había terminado de prepararse y...

 

- Quédate aquí, yo te daré los informes necesarios que encuentre, de acuerdo?

- De acuerdo...

 

Sango estaba muy cerca de él pero.... se escucha el ruido de unan gran bofetada, pues Miroku había hecho de las suyas de nuevo.

 

- Es que no lo podré hacer por mucho tiempo!- comenta Miroku mientras toca su mejilla roja.

- ¬¬ eres un pervertido!!!!!!!!!!!!

 

Entonces Miroku sale del castillo y ella solo lo ve partir mientras rezaba por su suerte... por otro lado, en lo que era la bahía de la isla de Kyushu, dos personas caminaban lentamente hacia uno de los pocos barcos que había.

 

- Así que también vas a Honshu...

- Keh!- dice Inuyasha- Si, puedes venir conmigo chico pero no des problemas te quedó claro???

- ¬¬ me vale un vil comino así que me voy por otro camino!- dice Jun serio.

- Eres un poco bakka, y eres hombre? Te perderás, deja que el gran Inuyasha te guíe a Honshu.

 

Kagome estaba hecha una furia, pues detestaba eso de Inuyasha.. aunque le costaba reconocer que tenía toda la razón el hanyou, ella no conocía nada de ese lugar y se podía perder con facilidad.

 

Por unos momentos ellos estaban a punto de subir al barco cuando Kagome divisa una luz ligera.

 

- Nani?

 

Ella sale de ahí y el hanyou la sigue.

 

- Hey! Jun no te vayas de aquí!!!!!!!

 

Pero no le hace caso, Inuyasha no tiene otra que seguirlo... Kagome corre un poco y ve que esa luz se detiene y se materializa.

 

- ....

 

Kirara aparece en ese instante y cuando ve a Kagome  corre hacia ella, como estaba en su verdadera forma... tira a Kagome al suelo, el animalito comienza a lamer su cara y ella sonríe.

 

- Kirara! Que bueno que me has encontrado! Te extrañé mucho!

 

El animal ronroneaba a cada momento y se vuelve a transformar en el pequeño bicho que era... Inuyasha estaba ahí.

 

- Qué es eso?- dice Inuyasha serio.

- Ignorante!- lo reprende Jun- es un gato de las montañas.

- Kami, nunca he tenido la oportunidad hasta ahora de ver uno, pero...

 

Kirara ve a Inuyasha y lo mira con frialdad, Inuyasha se siente un poco nervioso a eso pero...

 

- Ah, ah... ah..... ACHUUUUUUUUUUUUUUUU!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

- Que te pasa?- preguna Kaome extrañada.

 

Pero el hanyou comienza a estornudar una y otra vez porque...

 

- Aleja esa porquería de animal! Soy alérgico a los gat.... ACHUUUUUUU!!! ODIO A ESTOS ESTÚPIDOS ANIMALES!!!!!!!!!!!!

 

Para Kirara fue una gran oportunidad pues sin darse cuenta... el animalito había mordido el trasero de Inuyasha.

 

- Quítenme esta cosa de mi trasero!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! T.T- decía el pobre del hanyou.

- Jejejeje- aunque para Kagome era algo entretenido.

- Jun!- dice Inuyasha adolorido- Somos amigos no? entonces quita eso de encima!!!!!!!!!!!!!!

 

El hanyou corría en vueltas y al mismo tiempo mantenía volando al animal, Kagome pensaba que tendría una gran oportunidad.

 

- Emmm de acuerdo.

- Deja de pensar y dime!!!!!!!!!!!!!!!!!

- Eue dejes de decirme mapache y me digas Jun, ella te dejará si yo se lo pido- propone Kagome.

- DE ACUERDO PERO QUÍTAMELO!!!!!!!!!!!

 

Jun o mejor dicho Kagome, sonríe en plan de victoria y llama a Kirara del modo que esta suelta el trasero y se acerca a su dueña.

 

- Tan fácil como quitarle un dulce a un bebé- dice Kagome mientras hace mimos a  Kirara.

- Jun, eres detestable!- dice quejándose Inuyasha- Ahora hemos perdido el barco... el siguiente saldrá hasta mañana!

- De acuerdo...

 

Pero Inuyasha por unos instantes se queda un tanto extrañado, pues Jun parece estar triste por lo que acaba de escuchar, por unos instantes se lo imagina con un kimono.

 

- Por qué siento que lo he visto en otra parte?- piensa el hanyou al mirar al chico, Kagome nota su mirada.

- Qué me ves?- dice en tono serio.

- Oye....

- Si?

-  Me recuerdas a alguien- contesta Inuyasha al mirarlo con un poco más de detenimiento.

- Ah si? a quién.... a tu novia?

- Jajajaja!- Inuyasha al escuchar eso, no dudó en reírse- No, dudo mucho que esa princesa consentida tenga novi; tiene tan mal genio que es la mas fea jajajajaja!

 

Kagome siente una gran ira dentro de ella, sabía a quien se refería.

 

- Kirara, muérdele el trasero- ordena la líder de Honshu bastante molesta.

 

El animal obedece y sucede lo mismo, Inuyasha grita al sentir los dientes del animal y corre por todos lados mientras que en Kagome aparece una gota de agua en su cabeza.

 

- Ya!!!!!!!!!!!!!

- Kirara...

 

Kirara se detiene e Inuyasha se acerca casi gritando a Kagome.

 

- Por qué lo haces de nuevo Jun??????- pregunta todo adolorido de su pobre trasero.

- Por nada- contesta Kagome si mirarlo a la cara, eso por lógica a Inuyasha no le gusta.

- ¬¬ no... pero.... oye te veo raro...

 

Kagome por unos instantes se siente nerviosa, pues siente que posiblemente el hanyou haya descubierto su verdadera identidad, así que...

 

- o.o eres travestí?

 

Jun cae para atrás y el hanyou se le queda viendo raro.

 

- Sucede algo?

- Este... no, nada jajajaja... iee no soy travestí soy un hombre.

- De acuerdo... bien ahora que no tenemos nada que hacer, vayamos a un buen bar.

- Qué???O.O

 

Jun no habla mas porque siente que el Inuyasha lo lleva casi a rastras junto con Kirara... ya estando ahí Inuyasha pide una mesa para dos y Kagome hace lo posible para que no vieran a Kirara, pues sabía que se les tenía prohibido la entrada a animales de ese tipo.

 

Cuando ambos están sentados Inuyasha pide dos grandes tarros de lo que podría llamarse cerveza, no tardan mucho en que les llegara dicho pedido y cuando Kagome lo ve casi se desmaya.

 

- O.o Jun, estás bien?- pregunta Inuyasha al ver la cara e ‘asco’ por parte de Jun.

- n.nU no bebo.

- ¬¬ cómo que no bebes?- Inuyasha pregunta con un hilo molesto.

- no degusto...

 

Pero no termina de hablar cuando siente que Inuyasha le introduce el tarro en la boca, la chica no hace mas que tomar el sabor amargo de dicha sustancia y unas chapas coloradas aparecen en sus mejillas.

 

- Kami... odio esto... ¬¬ bakka!

- Jejejeje que poco aguante tienes, chico! Bebe mas!- sonríe ante la expresión del chico.

 

De esa forma Inuyasha toma su tarro y se lo da a Kagome a la fuerza, Jun comienza a sentirse mareado y Kirara de igual forma... pues el hanyou no dudó en pedir mas cerveza para todos. No pasa mucho tiempo cuando.... Jun tenía el rostro que demostraba que Inuyasha le había dado de beber como 20 tarros de cerveza mientras que Kirara estaba casi igual.

 

- Ay, ay, ay..... canta y no llores...- cantaba a todo volumen Jun.

- Miau, miau, miau miau... miau miau, miau, miau miau miau....- mientras que Kirara la seguía..

- ... por que cantando se alegra, cielito lindo los corazones.... hip! Mas!- Inuyasha estaba en las mismas que ellos.

 

Los tres estaban bajo el alcohol, pero mas la pobre de Kagome que ya no sabía ni que decir pues nunca había tomado tanto... al final de  todo, Inuyasha lleva casi cargando a Jun y se lo lleva...

 

- Web! Fiesta! Fiesta! Jejejeje vayamos por unas chicas! Siiiiiii!!!- comenta Inuyasha mientras camina de un lado a otro con Jun cargando.

- Ieee... vayamos a Honshu....- decía Kagome en ese estado.

 

 

Cuando escucha eso Inuyasha, se queda un poco extrañado pero no le da mucha importancia por lo mismo de que estaba borracho.

 

- Quiero ir.... a Honshu.... debo... sacar a Kikyou de ahí.... jijijiji hip!

- Kikyou?.... jejeje sabías que ella es.. mi.... novia... hip! Demo no sabe! Jejejeje- Inuyasha comienza a hablar con ella, realmente ambos estaban borrachos.

- Ah... si.... verdad... que esh.... muy ...bonita...?

 

En eso, ambos habian llegado a una posada y piden una habitación, cuando los ven... ambos casi tambaleaban y reían por cualquier tontería que alguno de ellos dijera, Kirara estaba posada en el hombro de Jun.

 

Cuando llegan ambos seres se botan de la risa...

 

- Joooo.... hip! Oshe…. Esa es una eshpada…?- pregunta Kagome al ver que Inuyasha dejaba la espada en una esquina

- Pos... shi... jijijiji...- Inuyasha de nuevo la toma y la blande un poco- con ella siempre... gano peleas... esh poderosa ajajajaja

- Weeee... esa Kikyou... me lash pagará….!!!!!

- Jejejeje…. Esa chica... tiene unas.... curvas... que wauuaaah!!!!- decía Inuyasha con una gran sonrisa en sus labios.

- De todas... formas... tienes... malos... gustos... bakka...

 

De nuevos los dos se mueren de la risa, se ríen tanto que las habitaciones de a lado, se abren y comienzan a quejarse por el ruido que ellos ocasionaban. Inuyasha y Jun no hacen caso de lo que dicen y siguen hablando... hasta que ambos el sueño los domina casi por completo...

 

- Shabes...? ji, no soy gay... perooo... jijijiji el líder... de Hokkaido está bien bueno... waaaa!!!- dice Jun con una sonrisita picarona en sus labios.

- Shi?... pero ese tipo... lo mas seguro que ha de sher... un tonto.... weeeeeeee!!!!!!!!! Hip!- ríe Inuyasha tras escuchar eso pero..

 

Ninguno de los dos aguanta mas, ambos se quedan dormidos y de igual forma se queda así Kirara... por otro lado, en otra isla  alguien se despierta estornudando como loco.

 

- Achuu, achuu...

 

Sus sirvientes youkai llegan corriendo para socorrerlo.

 

- Lord Sesshoumaru está bien??- pregunta un desesperado Jaken al verlo así.

- Necesita de nuestra ayuda???- pregunta Royoukan.

- arrrggggggggg!- Sesshoumaru por su lado gruñe y se destapa de sus sábanas.

 

El youkai sale muy apresurado de sus aposentos y se encamina hasta cierta sala en la cual estaba cerrada con un sello muy poderoso, Jaken y Royoukan lo siguen.

 

- Nani?? La sala de armas de la familia?- el sapo se queda helado al lugar a donde había llegado e intenta detenerlo- PERO QUE PIENSA HACER SESSHOUMA-SAMA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!- el pobre no es escuchado pues cuando llega éste parecía que estaba abriendo la puerta del lugar.

- Acaso desea algo de ahí? Sabe bien que su padre la selló por si se necesita de verdad?- pregunta un poco más calmado Royoukan, Sesshoumaru los mira serio.

- Silencio! Necesito comprobar algo....

 

En una de sus manos tenía una espada la cual desenvaina al ver dicha puerta y al hacerlo, esta emana un pequeño resplandor azulado... tanto Jaken como Royoukan, estaban confundidos a lo que su amo haría.

 

- Sé a la perfección que mi padre no desearía que en este instante abriera dicha puerta hasta que se presentara un grave peligro para Hokkaido... demo... tengo que hacerlo!- dice Sesshoumaru al darles la espalda y prepararse.

 

Blande con gran agilidad la espada y rompe el sello que mantenía sellada la puerta, esta se abre  y en el lugar...

 

No camina mucho para llegar al fondo, el lugar estaba repleto de muchas espadas de diferentes tipos pero al fondo había una zona que tenía una espada y a su alrededor como otros dos lugares donde deberían de estar dos espadas más.

 

Sesshoumaru camina hasta llegar y.. mira su espada, parecía que esa espada pertenecía en ese lugar pero.... su rostro cambia al instante.

 

- Dónde... dónde está la otra espada? Dónde está la Tessaiga?- pregunta un poco más serio el youkai a sus compañeros.

- Amo... yo... este...- Jaken intenta articular palabra alguna.

- Nosotros... no queríamos darlo a saber hasta luego que...- intenta encontrar la mejor forma para explicar el lobo las cosas a su amo.

 

Para Sesshoumaru era algo confuso, pues no sabía de que hablaban sus vasallos.

 

- Que es lo que tratan de esconder?...

 

Jaken y Royoukan se miran como diciendo si era necesario que dijeran lo que escondían... Sesshoumaru de nuevo mira ese lugar vacío...

 

- La Sounga de mi padre, mi Tenseiga y.. la Tessaiga... demo, quiero una explicación de todo esto! Quien posee dicha espada??? CONTESTEN!- Sesshoumaru explica y luego alza su voz, estaba perdiendo la paciencia por la falta de la explicación adecuada a todo ello.

 

Ambos vasallos de nuevo se quedan callados, Sesshoumaru los mira de manera fulminante y los deja ahí... solos, Jaken y Royoukan ven la Souga...

 

- Pensé que Sesshoumaru-sama lo sabía...- dice Jaken más aliviado.

- Bueno, sabe a quien le pertenece dicha espada pero no lo demás...- comenta Royoukan.

- Inutaisho-sama al parecer no dejó en claro muchas cosas... lo mejor sería que poco a poco estas salieran a la luz.

- Pero... nuestro amo está alterado.

- Solo por la líder de Honshu, por esa Jingo...- dice Jaken serio al mencionar a Kagome.

 

De esa forma deciden salir y al mismo tiempo el lugar se cierra... aquel lugar que parecía guardar un secreto de la familia de los inu youkai...

 

En Honshu, Sango estaba en lo que se podría decir en un templo, sus manos estaban juntas y al mismo tiempo parecía estar rezando, rezando por la vida de alguien...

 

Sango seguía rezando un poco hasta que... uno de los guardias del castillo entra.

 

- Sango-san, Kikyou-sama desea verla!

- Nani?- la chica se queda extrañada a la orden del guardia.

 

La chica no puede decir mas y sale rumbo a la sala donde ella estaba, Sango tenía miedo que Kikyou se haya dado cuenta del plan de Miroku pero se tranquiliza y cuando llega hace una reverencia(no por gusto, por supuesto).

 

- Hasta que llegas! No tengo todo el tiempo!- grita Kikyou molesta.

- Que es lo que desea?

- Miroku-sama salió de la isla, no es así?

 

La chica no dice nada solo la mira a los ojos de forma seria.

 

- Deseo saber el por qué, nunca le ecomendé un viaje.

- Los líderes de Shinkoku y Hokkaido desean verlo, un asunto importante- explica la exterminadora

Kikyou: no te creo... te diré algo... por mas que quieran mi hermana Kagome no regresará pues ha muerto, será quien ustedes hayan dicho que fue en el pasado pero ahora yo soy quien gobierna Honshu, entendido?

- Qué quiere decir con eso?

- Mi padre nunca lo comentó pero... si una de nosotros moría, la otra se quedaría con todo esto y se ha cumplido como se debe dicho mandato... Kagome no era candidata para ser una Jingo..- dice Kikyou.

 

Sango detestaba que hablaran mal de Kagome, de su amiga... asi que ella no aguanta y se rebela ante la hermana...

 

- No sé que tanto pasó, demo... yo que recuerde Tenno-sama te exilió de este lugar ... Kagome es la mejor candidata para ser una Jingo y al mismo tiempo ser líder de Honshu! KIKYOU-SAMA DEJE DE HABLAR MAL DE...

 

Pero la chica no se da cuenta que Kikyou la golpea y ella cae rodando al piso, adolorida la mira con desprecio a dicha mujer y Kikyou manda a llamar a sus guardias y...

 

- Llévensela! A los calabozos si es necesario, se ha rebelado ante mi!

- KAGOME ESTÁ VIVA! ALGO ME DICE QUE ESTÁ VIVA, CUANDO REGRESE A HONSHU ELLA DE NUEVO SERA UNA JINGO Y TÚ QUEDARÁS EN EL OLVIDO!!!!!!

 

Los guardias se llevan a Sango mientras que Kikyou estaba furiosa y se acerca hasta el fondo de la habitación del modo que una pequeña esfera se materializa formando la silueta de una pequeña niña con un espejo redondo.

 

- Kanna...- Kikyou se sorprende un poco al ver a la niña-

- Mi amo, tiene un mensaje.

 

De esa forma, Kikyou ve a través del espejo la silueta de alguien.

 

- Cómo van las cosas?

- Quiero saber algo...realmente asesinaste a Kagome?- pregunta la mujer en un tono bastante dudoso.

- La maté con mis propias manos demo, por alguna extraña razón siento que no fue así...dice esa a través del espejo.

- CÓMO PUEDES DECIR ESAS COSAS???? SABES BIEN QUE SI ELLA REGRESA AQUÍ, YO REGRESARÉ A LAS SOMBRAS??

- Lo sé querida, de todas formas he mandado a Inuyasha a investigar- esa voz trata de tranquilizar a la hermana de Kagome.

- A ese perro híbrido?- Kikyou sonríe al escuhar eso-... perfecto, me agrada la idea.

- Descuida... pronto estas cuatro islas serán tuyas... y mías...

 

La mujer sonríe tras escuchar la noticia y se va de ahí, Kanna por su parte desaparece casi al instante...

 

En Kyushu, Kagome domría plácidamente junto con Kirara en sus brazos.

 

- Sango... Miroku... solo deseo que estén bien...- dice entre sueños la chica.

Continuará

regresar a principal