Make your own free website on Tripod.com

Capitulo VI: Inuyasha, un asesino, ladrón... y mujeriego

 

Los días como siempre pasaban, todo era igual en lo que era Honshu.... bueno casi igual, pues desde que declararon la muerte de Kagome, Kikyou había tomado su lugar; casi nadie de los que vivían en el castillo la soportaban...

 

- Miroku-sama! Miroku-sama! Dónde están los acuerdos que llegaron ayer????- decía Kikyou molesta.

- Aquí están.... - llega Miroku con muchos papeles en sus manos.

- Ni que decir, realmente creo que no sirves para esto, realmente ayudó a mi padre?

 

Para Miroku eso era casi el colmo, en el caso de Sango, las cosas estaban peor pues la ‘hermanita’ de Kagome en vez de tratarla como su dama de compañía.... era casi una sirvienta.

 

Tanto era ese horror hacia Kikyou que... Sesshoumaru y Kouga decidieron arreglar esos asuntos por medio de cartas o mensajes, pues no les caía muy bien... ambos seguían tristes por la muerte de Kagome aunque Sesshoumaru era el mas afectado y no lo mostraba.

 

Miroku no dudó ni un instante en mandar esos mensajes a ellos, ambos se sintieron un poco aliviados pero a la vez desconfiaban en las predicciones del monje...

 

Mientras tanto, en Hokkaido ambos youkai estaban reunidos.

 

- Ya sabía que Kagome no sería tan fácil de matar- comentaba Sesshoumaru tras leer una de las cartas de Miroku.

- Deja de hablar, que fuiste el primero en decir que lamentabas su muerte- comentaba Kouga mientras le da un codazo a su amigo.

 

El youkai prefiere no seguir con el tema.

 

- En ese caso, hay que seguir investigando, pues he encontrado algo curioso...

- Y qué es?- pregunta curioso el lobo.

- Que el causante del incendio de esa ocasión y el robo de la alianza son la misma persona, pues usó la misma arma dos veces- explica el youkai inu con su rostro serio.

- o.o esa que dices que uso viento??

- Hai... aunque no se muy bien el material con que está hecho dicha espada..- se decía un poco pensativo.

- Y que haremos con Miroku-sama.

- u.u simplemente lo citaremos para hablar... – el youkai cruza sus brazos- pues con Kikyou-san ni loco lo haría.

- Jejejeje eso si, ¬¬ no me gusta su olor... no es normal en un humano...

 

Así siguieron hablando un poco, por mientras en Kyushu.. Kagome caminaba con nerviosismo pues el lugar era muy raro y encontraba cada cosa que le hacía poner los pelos de punta, era un desastre total el lugar.

 

- u.uU ay Kami, no hay nada bueno... ni siquiera he encontrado un lugar para buscar una espada o un arco... feh!

 

Seguía caminando como si nada hasta que... divisa a una mujer con abanico y yukatas de diversos colores acercarse, Kagome se pone tensa y se esconde, pues conocía a esa persona...

 

- Mmm ese Inuyasha, dónde se habrá metido! – decía para sus adentros y observaba el lugar- si no lo encuentro Naraku se molestará conmigo!

 

Pasa de lado de Kagome y no la siente, ella suspira de que se había salvado y sigue su camino.

 

- Así que... Inuyasha tiene que ver con Naraku.... interesante... ahora que lo veo piensan que estoy muerta- se queda pensativa por unos instantes- mou creo que me haré pasar por otra persona, no quiero que me descubran tan fácil... aunque... parece divertido jijijijiji.

 

Ella sonríe y decide buscar un lugar para comer algo, pues su estómago le ruge y uno que otro ser la ve extraño...

 

- ¬¬U qué me ven idiotas?

 

Los oni no dicen mas y siguen su camino, ella ve que había un lugar extraño y no duda en entrar, estaba lleno de gente...

 

- Pero que es esto...

 

Una mujer oni se le acerca y hace una pequeña reverencia a la recién llegada.

 

- Buenas tardes joven, quiere que lo lleve a una mesa?

- Yo? Un chico? Jajajajajaajaja creo que con estas vestimentas logro escabullirme un poco- decía pensativa Kagome.

 

La chica asiente y es llevada a una mesa, se sienta y pide algo de comer, aunque mira por todos lados dándose cuenta que la gente que ahí había no era de muy buen parecer... mas bien, parecían ser seres malignos porque a unos borrachos los ve pelear, a otros con tráfico de cosas y así.

 

- u.u a dónde fui a parar?- se lamentaba.

 

La oni aparece de nuevo con un plato de comida, la chica frota sus manos para saber que de bueno comería, quita la tapa de la comida y....

 

- DE NUEVO BICHOS??????????? ACASO SOLO COMEN ESTO????????????????????????- grita casi a cuatro vientos al ver eso, su cara ya no era de un color natural sino... tenía una coloración casi violeta.

 

La chica había gritado tan fuerte que todos voltean a verla, ella solo sonríe y hace como si se comería eso... realmente no le queda de otra que comerlos, pues era eso o su muerte por falta de comida.

 

- Dios... en fin, tomaré uno...

 

Kagome toma una especie de cucaracha(X.X que asco!!!!!!!!!) y abre temerosa su boca para comer pero....

 

- QUIERO MAS SAKE!!!!!!!!!!!!!!!!!!- se escucha una voz hasta el fondo del lugar.

 

Eso hace que el bicho caiga al plato y se retuerza un poco, Kagome había perdido la concentración para evitar saber que era lo que estaba comiendo.

 

- Qué no entienden que quiero mas sake??????????- comenta una voz masculina bastante enfadada.

- ¬¬U pero quien es el idiota del alboroto??- para Kagome no fue nada gracioso, ella busca por todos lados quien fue el dueño de esas palabras.

 

Se da cuenta que ese grito provenía de unas tres mesas adelante de ella y ve que estaba rodeado de gente pero sobretodo...

 

- o.O... mujeres?- comenta Kagome extrañada a lo que ve.

 

Aunque casi se muere por ver a esa persona, a ese guardaespaldas… rodeado de seis mujeres que le hacían mimos.

 

- O.o... es... Inuyasha?- piensa la chica helada.

 

Inuyasha estaba gritando como loco que quería mas sake y abrazaba a dos de las mujeres y estas reían como loquitas, Kagome casi se le cae la mandíbula de ver esa escena tan patética.

 

- Quiero sake!- decía Inuyasha un poco ebrio.

- Pero señor... ya bebió mucho...- comenta uno de los oni que daban servicio.

- ¬¬ eso no me importa- contesta de mala gana el hanyou y luego sonríe para sus ‘damitas’- verdad chicas?

 

Las chicas dicen que si y al mismo tiempo suspiran...

 

- Pues lo siento ya no serviré mas sake...- contes un poco apenado el oni.

 

Entonces Inuyasha se molesta ante eso y desenvaina su espada y al mismo tiempo comienza a hacer destrozos por todo el restaurante, los demás oni se le lanzan al ataque e Inuyasha...

 

- Hip! Jejejejje nadie puede con el gran bandido Inuyasha! Jajajaja KAZE NO KIZU!- decía mientras blande su espada.

 

De su espada aparece una gran ventisca que lanza a todos por todos lados y Kagome es víctima del ataque.

 

- Ieeeeee!!!!!!!!!

 

Los oni no se rinden y no dejan de atacar al hanyou, las chicas apoyaban al hanyou...

 

- Vamos! Quien es capaz de atacarme, aunque sea una vez???- gritaba molesto y más ebrio, mira a todos los presentes que estaban temerosos- VAMOS QUE SOLO AQUÍ HAY COBARDES????

 

Entonces comienza a acercarse a los seres..

 

- A ver tu- agarra a uno por el cuello y lo ve para luego dejarlo caer- no.....- toma a otro y lo lanza- tu....

 

Al fondo ve a una Kagome que lentamente dejaba el lugar, casi salía a hurtadillas.

 

- Hey tú el de los mechones!- Inuyasha gira su vista a mira a Kagome para detenerla.

- Ups!- decía Kagome nerviosa.

 

Entonces el hanyou salta del modo que queda enfrente de Kagome y con su espada apunta hacia el cuello de la chica que la hace tropezar.

 

- Tú pareces ser un contrincante interesante....- dice en tono desafiante el hanyou.

 

Kagome no sabía que decir pues si habla como siempre la descubrirían fácilmente, entonces trata de hacer su voz lo mas grave posible.

 

- n.nU este yo, ya iba de salida...

- No mientas enclenque!

- ¬¬ qué dice ese baka? Una enclenque YO????¬¬ Kikyou tiene el cuerpo peor!- piensa molesta la chica tras el comentario de ese tipo.

- Mmm ahora que lo veo tú no eres de aquí- habla Inuyasha mientras la olfatea un poco- mmm no eres un monstruo...demo, que mas da, voy a probarte jeejejeje!

 

Entonces el hanyou agita su espada y Kagome por alguna extraña razón logra esquivar el ataque saltando hacia arriba, ve que el piso se abre al momento en que la espada choca contra el piso.

 

- O.O si que es poderoso...- se decía para así la chica al ver el poder de Inuyasha.

- Pelea!- el hanyou por su lado intenta atacarla.

 

Inuyasha en ese mismo instante, lanza otro ataque a Kagome y ella lo esquiva, decide por darle un puñetazo y queda a pocos centímetros.

 

- Keh! Eres bueno...- comenta com poco molesto Inuyasha- pero dudo mucho que me derrotes!

 

La chica se mueve con gran agilidad del modo que estaba desesperando a Inuyasha por no atinarle algunos de los golpes.

 

- grrrr!!!!!!! Nunca había visto alguien así...

 

Pero Kagome se distrae del modo que al momento de saltar aterriza en un ikebana y.... se cae.

 

- waaa!!!!!! X.x...ay...- cae del pequeño florero.

-O.OU… -.-U- Inuyasha se le queda viendo- patético.

 

La chica estaba algo consternada a la caída y algunos la ayudan a levantarse, Inuyasha la ve con una sonrisa burlona.

 

- Sabes? tanuki me agradas, eres un ser bastante fuerte.

- ¬¬U tanuki??? Ni que fuera algún animal de circo- Kagome por su lado estaba molesta ante ese comentario.

- Jujuju que carácter chico, demo ese será tu apodo... tanuki.

- ¬¬ que gracioso.

 

La chica se levanta y se va de ahí... Inuyasha ve a las chicas y estas suspiran por él.

 

- Jejeje vamonos chicas! Que la noche es joven! Jejejejeje...- dice Inuyasha con una sonrisa bastante libidinosa.

- Como digas Inuyasha-sama....- decían las chicas maravilladas ante la sonrisa seductora del hanyou.

 

El hanyou se va con las chicas a.... bueno se va de ahí, Kagome por su parte ve que la noche había llegado al lugar y decide mejor por buscar un lugar para descansar.

 

- Que cosas, ¬¬ ese tipo es un mujeriego, creo que le gana a Miroku.

 

Por otro lado...

 

- ACHU!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!- Miroku de pronto estornuda.

- Qué pasa Miroku???- pregunta Sango.

- n.nU creo que me he resfriado.

- ¬¬ alguien se de haber acordado de ti... que- comenta seria Sango

 

Llega un nuevo día y en lo que parecía ser una posada, Inuyasha se levanta luego de una linda resaca, las chicas estaban acostadas a su lado.

 

- Mmm que horror, creo que debo de dejar este vicio....- decía el hanyou mientras bosteza y al mismo tiempo se rasca la cabeza.

 

Pero, de pronto siente que alguien estaba cerca de él y se levanta.

 

- Quién es?- dice en tono amenazante con su espada a punto de desenvainar.

- Ay Inuyasha, tú y tus malos hábitos...- dice una voz femenina.

- Kagura- Inuyasha observa como una figura femenina aparece.

- u.u pues quien mas? Naraku quiere verte cuanto antes, dice que es para algo de suma importancia.

- Ya dejé de trabajar con él- dice serio el hanyou pero Kagura le recuerda algo.

- Ejem, no puedes... bien que le juraste fidelidad...

- ¬¬U de acuerdo iré...

 

Kagura tenía su abanico a medio ocultar su rostro mientras una cara de aborrecimiento se le aparecía, Inuyasha lo nota.

 

- Qué tanto ves?- pregunta el hanyou extrañado.

- ¬¬ aunque sea ponte algo de ropa enfrente de una dama!- dice la muerj desde atrás de su baanico y un rubor se le aparece en su rostro de vergüenza.

 

Inuyasha... estaba como dios lo trajo al mundo y sonríe pícaramente a Kagura.

 

- No será porque te soy... irresistible? Eh?- habla Inuyasha en un tono muy sensual.

- ¬///¬ guarda tus comentarios estúpido- contesta Kagura enfada.

- Keh! Algún día tenías que ver mi cuerpo perfecto.

 

Kagura maldice haber estado ahí y desaparece al instante, el hanyou se viste y sale del lugar... camina un poco y ve el castillo de Naraku. Cuando se encuentra en la entrada... los guardias le dan el paso.

 

Inuyasha es llevado por algunos de los vasallos de Naraku, el lugar siempre era oscuro, adornado con muchas velas que hacían ver el lugar un tanto misterioso, no camina mucho hasta que ve al fondo de una sala a  Naraku sentado.

 

- Que bueno que te veo... Inuyasha- saluda Naraku con su fría mirada directa a Inuyasha.

- Qué es lo que tramas en esta ocasión Naraku?- pregunta Inuyasha bastante serio.

- Jejejejeje, pues te tengo un trabajito por ahí..

- Otro?- pregunta un poco fastidado- Qué no fue suficiente con robar la alianza?? Por cierto que fue de la líder...- pregunta un poco extrañado.

- Te refieres a Kagome Jingo?- comenta Naraku-... la he matado con mis propias manos aunque de eso tengo que hablarte.

- ¬¬

- Nadie ha encontrado su cuerpo luego de haber caído al mar.

- Posiblemente se la comieron los tiburones- dice Inuyahsa con una ligera sonrisa en sus labios de satisfacción.

- No lo creo Inuyasha- dice Naraku mientras se levanta de su asiento y se acerca a él-... así que quiero encomendarte a la misión de que investigarás si realmente está muerta o está viva por ahí, no sería bueno que estuviera viva pues acabaría con todo nuestro plan.

- De acuerdo, ya me aburría de tantas muertes...- dice aceptando como cualquier cosa.

 

El demonio pasa de lado de Inuyasha y este no mueve ni un solo músculo.

 

- Sabes bien que eres muy fuerte, pues no me gustaría que te pasara algo...

- Que es lo que me quiere decir, sea claro- dice Inuyasha serio, no le gustan los rodeos.

- Y directo como siempre... verás...- sonríe un poco Naraku- no me gustaría que me traicionaras, de acuerdo?... pues desde este instante inicia tu misión.

- De acuerdo Naraku, haré lo que digas...- habla el hanyou mientras hace una ligera reverencia- ya sabes lo que quiero de recompensa a esto.

- Si... lo sé.

- Así que... estaré en contacto con usted.

 

De ese modo Inuyasha se va de ahí y Naraku sonríe para si mismo, estaba confiado en ese hanyou...

 

Inuyasha caminaba lentamente por el mar, sus pensamientos estaban absortos en otro lado y por alguna extraña razón ve su espada.

 

- Keh! A veces digo, cómo esto es mío?...

 

Pero interrumpen sus pensamientos al ver que otra persona también estaba ahí, era el chico que conoció en el bar la vez anterior, decide acercarse...

 

- Pero si es tanuki!

- ¬¬ usted de nuevo???????????????????- dice Kagome seria al verlo de nuevo.

- Que te trae aquí chico?- pregunta Inuyasha.

- Solo veo las olas del mar.

- Vaya que eres raro, en fin... de seguro que tienes un nombre no??? cuál es?

 

Kagome estaba sin que decir a eso, no podía decir su nombre verdadero por lo mismo de que era su enemigo así que decidió decir el primero que se le vino a la mente.

 

- Soy... Jun Higurashi- contesta con tranquilidad.

- Nombre interesante...- piensa Inuyasha- aunque te seguiré diciendo tanuki.

 

Para Kagome eso no era  muy gracioso, pero no quiere tener alguna clase de problemas.

 

- Ahora que lo veo... ni siquiera te he dicho mi nombre...- comenta Inuyasha.

- Te llamas Inuyasha, no?

- Acaso me conoces?- comenta extrañado y Kagome lo mira de nuevo con mucha seriedad.

- ¬¬ ayer que estabas borracho no dejabas de decir:’el gran bandido Inuyasha’- dice Kagome mientras arremeda al hanyou.

 

El hanyou decide dejarlo por no la paz, Jun o mejor dicho Kagome estaba muy pensativa.

 

- Hey! Conoces un lugar donde haya armas?

- Jajajajaja! Tú usas armas? Dios, eres como una caja de sorpresas.

 

Kagome se estaba desesperando porque en vez de tener una respuesta a eso, una carcajada por parte del hanyou provoca que ella le de un gran puñetazo que lo hace caer al piso.

 

- Como te atreves a golpearme!- contesta molesto.

- Bakka, quiero irme de aquí cuanto antes no soporto este lugar, me enferma!- dice Jun fastidado.

 

La chica entonces se va e Inuyasha solo sonríe.

 

- Ese Jun tiene su genio, creo que haríamos un buen equipo...

 

Kagome sigue caminando por las oscuras calles de esa isla, no se da cuenta que había llegado a una zona bastante peligrosa y ve a seres de una apariencia mil veces peor que la que encontré en ese bar de la noche anterior.

 

- Dónde estoy..?

 

Ella se alegra porque ve un lugar donde habían algunas armas, se acerca y ve que había desde katanas hasta arcos... toda clase de armas se le presentaban en ese instante, un oni que parecía mas bien un ogro de color azul y cuernos en su frente se le acerca.

 

- Qué quieres?- dice el oni con mirada amenazadora.

- Yo... quisiera un arco.

- Eres humano no puedes tener.

- Pero...

 

El Oni la olfatea y al parecer la descubre.

 

- Una chica?- se queda extrañado pero luego intenta acercarse a ella-... jejejeje pero me puedes hacer uno que otro favorcito...

- O.O... si, como no!

 

Al decir esas palabras, Kagome golpea a ese ser pero los demonios de alrededor se lanzan al ataque y ella casi no puede.

 

- Son muchos! No podré con ellos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! T.T

 

Cual va siendo su sorpresa que.... Inuyasha llega corriendo a toda velocidad mientras desenvaina su espada y ataca a todos esos seres, la chica se asombra del gran potencial que tenía ese hanyou, pues mata a todos los oni de un solo golpe y mas, porque lo hacía como si fuera cualquier cosa.

 

Al terminar, Inuyasha se da cuenta que tenía la mano manchada de sangre.

 

- ... no eran tan malos después de todo- comenta Inuyasha mientras se observa su mano.

 

Con su lengua limpia esa sangre, Kagome estaba casi amarrada a un árbol mientras estaba un poco sucia por la tierra.

 

- Y de nuevo nos encontramos tanuki, jejejeje parece que no tuviste suerte...- Inuyasha lo observa con su mirada que había disfrutado ese momento- realmente no eres de aquí, estos seres son de mala racha.

- Me sueltas por favor?- pregunta Kagome.

- Con una condición.

- Cuál?

- Que digas que soy el mejor ladrón de todos los tiempos- dice Inuyasha en un tono un tanto presumido.

- Que????????????????????

 

La chica después de todo era muy orgullosa y no iba a permitir esa clase de humillaciones pero... al final no le queda de otra.

 

- y?- el hanyou espera la respuesta de Jun.

- Inuyasha es el mejor bandido de todos los tiempos...- recita esas palabras con cierto fastidio- ya! ¬¬ ahora me desatas!

 

El hanyou no dice mas y Kagome estaba mas tranquila.

 

- Se puede saber que haces aquí? Qué buscabas- pregunta Inuyasha tras haberla desatado.

- Un arco o una espada, deseo salir de aquí...

- Puedo saber a dónde vas?- pregunta el hanyou.

- Honshu.

- Mmm interesante yo también voy hacia allá.

- No pues si- la chica baja un poco su mirada- lo mas seguro sea para ver a Kikyou, sería bueno que fuera con él, así sabría algo mas de lo que pasó del Shikkon...- piensa la chica.

- En qué piensas?- interrumpe el hanyou.

- Pues... nada!

- Jejejeje deberías de estar halagado en tener a alguien de mi clase, jujujuju.

- Ah si, que gracioso...- dice con sarcasmo la líder de Honshu.

 

Entonces Inuyasha le da unas palmadas al chico que hace que se caiga.

 

- En ese caso... nos veremos luego, en un gusto conocerte tanuki.

 

Y se va de ahí, Kagome se queda un tanto extrañada y ve que todos los de ahí estaban muertos.

 

- Realmente Inuyasha es alguien fuerte, vamos a ver que pasa después... solo deseo que allá estén bien... Sango, Miroku... los extraño tanto.

 

En lo que parecía ser Honshu, una animalito se estaba escapando del modo que nadie ve como sale del castillo lentamente... se transforma en un gran animal y sale de ahí...

 

-.-.-.-.-.-.--.-

ikebana: es el arreglo floral japonés, pero lo característico de dichos arreglos es que estos no se caracterizan por estar creados con flores bellas(comos los arreglos florales que todos conocemos), sino que estos tienen cierta posición a la hora de hacerlos para que muestren lo que siente esa persona... es decir, cada flor, tallo, hoja, etc... es parte crucial para crear estos arreglos y se vea bello el ikebana. Kagome cae porque el florero(por así decirlo) en donde estaba el ikebana era pequeño y no soporta el peso de la chica.

 

Tanuki: en pocas palabras significa mapache.

Continuará

regresar a principal