Make your own free website on Tripod.com

Capítulo V: salvada! Kagome sobrevive!

 

Habían pasado alrededor de  una semana, días en los cuales todos trataron de saber qué pasó con Kagome. A Honshu les llegó la noticia que Kagome y sus hombres habían tenido un ataque con seres extraño del modo que ella no logró salir viva del modo que murió en el acto.

 

Miroku y Sango al principio no lo creían y de ese modo intentan hacer todo lo posible para encontrarla y... nada. Kouga pensaba que todo era una broma, pues siempre había visto a Kagome además de una digna Jingo, como una guerrera de alto nivel.

 

El único que no se tragaba mucho la noticia era Sesshoumaru, pues por alguna extraña razón pensaba que alguien estaba detrás de todo...

 

El pueblo de Honshu estaba de luto, no se imaginaban que su líder, la hija de Tenno hubiese muerto de esa forma tan inesperada y mas... en aquél día, en el que todos los líderes(excepto Naraku) estaban presentes en el castillo... Kikyou parecía que estaba muy triste (si como no) por la pérdida de su hermana.

 

- Kagome... no puedo creer que te haya pasado esto...- decía Miroku todo aflijido.

- No se merecía morir aún...- Sango por su parte lloraba.

- Me he quedado sin esposa!- dice Kouga mientras abraza a un serio Sesshoumaru.

- Silencio! No me toques lobo sarnoso- decía el inu mientras lo quita de sus ropas.

- ¬¬ parece que eres el único que no está afectado! Por lo que veo no sentías mucho aprecio por Kagome!- comenta Kouga con una mirada muy seria.

- Kouga-sama por favor no se altere- Sango intenta calmar al lobo que se estaba enojando por la actitud de Sesshoumaru.

- Todos aquí estamos alterados por todo esto- comenta Miroku.

- ESO NO ME IMPORTA! SESSHOUMARU REALMENTE ERES UN SER DESPRECIABLE!!!!!!

- Silencio lobo! Mejor me retiro de aquí, no puedo con este ambiente- el youkai de Hokkaido estaba molesto.

 

El inu youkai se da media vuelta y se dirige a la salida del lugar pero... es detenido por Kikyou, éste no siente gran simpatía ante esa mujer pues sabe que no es de mucha confianza.

 

- Lord Sesshoumaru, no se puede ir... tenemos que terminar con todo esto... mi hermana estaría feliz que se quedara- dice Kikyou con su fría mirada.

- Realmente usted es su hermana?- pregunta el youkai con un aire de desconfianza que Kikyou nota.

- Nani?... por supuesto que lo soy- contesta la mujer.

 

La mujer se acerca al oído del youkai y le susurra algo que lo deja extraño y a causa de eso termina quedándose ahí.

 

- No es bueno que desconfíe... puede ser peligroso.

 

Tiempo después, Kikyou estaba en ese balcón y a su lado Sango y Miroku seguido de Kouga y Sesshoumaru.

 

- Honshu... no sabe cuanta tristeza me da decir que... Kagome Jingo... mi hermana y líder de esta isla... ha... perecido- decía Kikyou bastante triste y con lágrimas en los ojos.

 

La gente estaba conmocionada a lo que estaban escuchando, Sango y Miroku tenían sus cabezas bajas, Kouga algo serio y Sesshoumaru no estaba muy contento del todo, Kikyou seguía dando un discurso algo largo pero hay un momento...

 

-... y como pueden ver... mi hermana ha dejado el poder, de este modo yo... Kikyou hija de Tenno-sama me nombro líder de Honshu.

- QUE? DEMO...- cuando Sango escucha eso se queda casi sin habla.

- No te alteres, era obvio- comenta Miroku alñ abrazarla un poco.

- ¬¬ no puedo permitir que ella tome el lugar de Kagmoe!- replicaba la dama de compañía de Kagome- Tenno-sama es el único que decidió quien iba a tomar su lugar!

 

La gente de Honshu no le quedó de otra que aceptar eso, Kikyou en ese momento era la nueva líder de Honshu, Kouga no estaba muy alegre y Sesshoumaru ni hablar; preferiría estar riñendo con Kouga a que presenciar el acto mas hipócrita que uno haya realizado en alguna ocasión.

 

- A partir de este instante seré la nueva Jingo, así que me deberán tratar como fue a mi hermana,  así que... no quiero nada de quejas!- ordenaba la mujer ante los súbditos del castillo.

- Sesshoumaru no le has quitado la mirada en toda la ceremonia- comenta en secreto Kouga a su compañero.

- Porque siento que esto no es normal, no sé presiento que Kagome está viva- comenta Sesshoumaru mientras observa a Kikyou caminar por uno de los pasillos del lugar-... en algún lado pero lo está.

- Ya sé que la querías mucho pero creo que ya estás...- dice sonriendo Kouga mientras le da unas palmaditas en su espalda.

 

Sesshoumaru pone sus manos en su cuello y lo alza, el pobre lobo solo lo nervioso.

 

- Mi instinto nunca falla ookami estúpido... ella está viva de eso estoy seguro- dice en tono amenazante el inu.

- Eso... espero, pues dudo mucho que aguante a esta mujer... es odiosa!- contesta entre nervioso y molesto el ookami.

- Lo mejor sería actuar con cautela y evitar que nos descubran...

- Ahora si no te entiendo Fluffy- comenta Kouga luego de pisar tierra de nuevo.

- ¬¬ Fluffy?- Sesshoumaru se uqeda molesto tras escuchar ese nombre-... pues descubriré a como de lugar quien es realmente Kikyou...

- De acuerdo entonces yo te ayudo.

 

De esa forma el inu youkai deja libre a Kouga y siguen presenciando esa ceremonia....

 

Por otro lado, no se podía saber exactamente que lugar, un ser de cabellos plateados largos, de ojos dorados profundos y tenía unas graciosas orejitas que se movían de un lado a otro por algún sonido extraño que lograba detectar, estaba  sentado en una roca, sus ropas rojas como el fuego se mojaban por las olas que llegaban hasta donde estaba... parecía que observaba el mar.

 

El lugar estaba nublado y solo se percibía tensión en el lugar.. Inuyasha observa un poco ese paisaje.

 

- Qué estará haciendo Kikyou?

 

Pero sus pensamientos son interrumpidos por Kagura.

 

- ¬¬ qué haces aquí? No molestes- replica molesto Inuyasha al ver a Kagura a su lado.

- Ahh el perrito favorito de Naraku se enojó... ¬¬ tengo un mensaje de él- contesta fastidiada la mujer de los vientos.

- Dilo de una vez y luego te retiras- contesta con molestia el hanyou.

 

Kagura detestaba esa actitud de Inuyasha pues se creía como alguien importante, ella estaba por abrir su abanico pero prefirió cumplir la orden de Naraku.

 

- Con respecto a Kagome Jingo, ella murió ayer y Kikyou ha tomado el lugar de su hermana.

- Uy si que interesante... es todo? ¬¬U- decía Inuyasha más que fastidiado.

- Iie falta algo mas... dice que por ahora no te necesita pero estará en contacto contigo por si algo pasa- explica la mujer.

- u.u eso era de esperarse, ya podré hacer lo que mejor me da... hasta que terminé con este trabajo, pero creo que lo mejor será que vaya a Honshu a ver a Kikyou- dice Inuyasha mientras toma un poco de aire.

- No creo que fuese bien visto, pueden sospechar...- comenta Kagura y al mismo tiempo cruza sus brazos.

- Soy el inu mas buscado por todas estas islas como el ladrón y asesinoi mas famoso...- decía casi con aires de superioriddad.

- ¬¬ que no se te suba a la cabeza eso.

-... pero en Honshu nadie me conoce, por eso tuve libertad para quemar ese lugar hace poco tiempo.

- No me importa lo que hagas, no estamos contactando- se depside Kagura de Inuyasha.

 

De la forma en como apareció de la misma forma desapareció, Inuyasha saca su espada de su cinto y la observa detenidamente.

 

- Jejeje soy quien gracias a mi Tessaiga, no crees así?

 

Pero de pronto huele algo, ese olor lo conocía a la perfección pero un poco difícil reconocerlo a causa del agua del mar.

 

- Sangre...?- dice extrañado Inuyasha.

 

Comienza a buscar por todos lados de donde provenía tal olor, cual va siendo su descubrimiento, que en una roca cerca de ahí... trataba de detenerse algo, éste corre y ve que...

 

- Qué es?

 

Ve algo negro que trataba de sostenerse en la roca, lo levanta y se lo lleva a un lugar a salvo, cuando lo deja caer como costal de papas(¬¬ que poco sensible!) y se queda helado... era una persona, con ropas de batalla; su largo cabello azabache estaba mojado y aun seguía peinado con una coleta baja y sus mechones de cabello salían de cada lado... su armadura estaba un poco destruida y su ropa rasgada.

 

- Pero... si es un humano? O.o- decía Inuyasha tras olfatear un poco el cuerpo.

 

De repente el hanyou ve que se mueve un poco y abre sus ojos un poco.

 

- Sesshou... maru... me... da.. gus...to....

 

Y no termina de hablar porque pierde de nuevo el conocimiento, Inuyasha se da cuenta que estaba con heridas muy graves y no duda en llevarlo a un doctor. Al paso de unos cuantos minutos el doctor ve a Inuyasha.

 

- Joven Inuyasha que lo trae por aquí?- saluda un ser extraño al hanyou.

- Encontré a un humano en las costas Kyushu, está muy mal herido... lo puedes revisar?- dice Inuyasha mientras en sus brazos llevaba el cuerpo sin conocimiento.

- Pero yo solo curo a oni y seres como tú...- dice el doctor al ver a la persona.

- Vamos! Puedes hacerlo!- suplicaba casi Inuyasha.

- De acuerdo.. se entera Naraku-sama de esto y mi vida peligra.

 

De esa forma  el doctor revisa todo y comienza con la curación... en un instante de nuevo ese ser abre sus ojos  y ve a un ser oni.

 

- Dónde estoy...?

- Pero si es una chica! Cómo llegaste aquí?- decía sorprendido el oni al ver a la chica despertar.

- No... recuerdo nada... me duele todo... argg!- hablaba con dificultad la chica, gracias a las heridas.

- Chica, no te muevas pues tus heridas eran para que perdieras la vida- comentaba el doctor al revisarla un poco.

- Megami Amaterasu me salvó de esta- decía la chica casi en un susurro.

- Me puede decir su nombre jovencita?

- Soy... Kagome- contesta la chica.

- Lindo nombre, idéntico de la líder de Honshu.

 

Kagome solo sonríe y se queda dormida por unos días... pues estaba muy cansada. Cuando despierta, Kagome se da cuenta que estaba en una especie de cabaña.

 

- Dónde estoy...?

 

Ve por todos lados y parece que.

 

- Ya recuerdo... lo mas seguro es que éste en Kyushu...

 

Y por su mente pasan algunos recuerdos de esos días pasados.

 

-flash back-

 

- A ver si esquivas esto.... DANZA DE LAS CUCHILLAS!!!!!!!!!!!!!

 

De ese instrumento aparecen muchas cuchillas, Kagome estaba muy cerca para saltar pero... ella voltea y no logra esquivar el ataque... siente como cada cuchilla pasaba por su cuerpo, grita  y al mismo tiempo cae lentamente del barco... una de sus manos parecía querer algo...

 

- Jejejeje- la sonrisa triunfante aparece en Naraku, lo había logrado.

 

Kagome siente que todo se le vuelve negro... sus ropas se manchan de sangre y sus ojos se vuelven blancos...

 

- No... puede... ser... kami...- piensa la chica mientras su vista se nublaba cada vez más.

 

Y cae al agua, la marea en ese instante era muy fuerte y no se ve que el cuerpo aparece de nuevo Naraku solo observaba.

 

-fin del flash back-

 

Kagome se asusta un poco al recordar eso, siente que la cabeza le quiere estallar y desea olvidar eso.

 

- Ahora que lo recuerdo...- se decía mientras se abrazaba así misma- Naraku estuvo a punto de matarme, no sé aun como salí viva de esto... demo, me duele todo... kami...

 

En ese mismo instante, la puerta se corre y el doctor entra con una bandeja de comida.

 

- Jejeje pensé que nunca despertarías, has dormido una semana.

- QUÉ CUANTO HE DORMIDO????????????????!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!- Kagome no creía lo que había escuchado.

- Tranquila creo que has recuperado ya tus fuerzas- dice sonriendo el doctor.

- Cómo llegué aquí?- pregunta la chica mientras se toca un poco su cabeza.

- Pues si no hubiese sido por Inuyasha-san creo que muere.

- Inuyasha? O.o... se me hace familiar pero no me acuerdo donde lo escuché- decía Lkagome casi para sí misma.

 

Pero el doctor le enseña lo que parece ser una imagen y Kagome se queda.... mas que helada, con ganas de haber muerto y nunca ser encontrada, el doctor nota que la mirada de ella cambia a una muy seria.

 

- No puede ser que sea ese guardaespaldas de mi hermana... me hubiera gustado mejor morir.

- Le sucede algo Kagome-san?- pregunta el oni al ver como pensativa y seria, ella sonríe.

- Eh no! lo que pasa es que me acordé de algo, jajajajaja!- ríe la chica como intentando cambiar de conversación.

- En fin, coma lo que pueda espero que sea de su agrado.

 

Y el oni deja el lugar mientras que Kagome ve la comida y se acerca la bandeja.

 

- Jejejejeje voy a comer algo después de todo!- decía muy animada la líder de Honshu pero...

 

Su sonrisa se apaga al instante, pues no era comida común y corriente sino..

 

- Pero... qué es esto... o.oU son.... INSECTOS?????????????????- en el rostro de Kagome se muestra una cara mas que de horror- QUÉ ASCO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Así era, la pobre de Kagome tenía como comida bichos feos, los ve y casi se vomita al verlos retorcerse un poco aun, su estómago le ruge y en tono derrotado.

 

- Soy una líder de una isla y comeré esto... ay kami, realmente estoy alucinando... no me queda de otra que probar.

 

La chica de Honshu, toma un gusano y lo ve, decide mejor cerrar los y ojos de esa forma se come esa comida...(ya me dio horror...)

 

Así pasó un poco de tiempo, al tercer día Kagome ya se sentía de maravilla y sale de esa habitación, el doctor parecía contento.

 

- Que bueno que está bien, por qué no te quedas como mi ayudante? Serías muy buena enfermera- comenta el oni a la chica.

- Mmm no, mil disculpas demo deseo regresar a mi hogar con mi gente- dice esas palabras Kagome mientras se inclina un poco en señal de agradecimiento a los cuidados del oni.

- En ese caso espera- dice el doctor mientras se va de ahí por unos instantes.

 

La chica se queda un tanto extrañada porque el doctor saca de un pequeño mueble lo que era su ropa.

 

- Pero si es mi ropas!

- Si, mandé a que las arreglaran y tu armadura con la que llegaste esa ocasión pues se perdió por completo pero te doy una mía...- dice el doctor mientras saca de una caja otra armadura parecida a que tenía la chica- las armaduras de Kyushu son las mas resistentes, es peligroso que salgas sin ella.

- Domo arigato sensei- agradece la chica con una inclinación casi ceremonial.

 

La chica se cambia y al paso de unos minutos, Kagome estaba igual como esa ocasión que salió de Honshu.

 

- Como le puedo pagar lo que hizo por mi?- decía la chica agradecida.

- No me debes nada niña.

- Mmm ah ya!

 

Al decir eso, Kagome saca de un bolsillo que tenía en el interior de sus ropas una moneda de oro con el símbolo de los Jingo.

 

- Tome, como muestra de agradecimiento – Kagome le da la moneda al doctor, éste se queda un poco extrañado al verla.

- Esto... acaso... es de Honshu?

- Jejejejeje si, se puede decir que así es.... sayonara y gracias por todo!

 

La chica sale del lugar y el doctor se queda mirando la moneda de oro.

 

- Parece que esta niña se perdió...- comenta el oni mientras observa dicha moneda.

 

Kagome comienza a caminar y ve que Kyushu realmente era un lugar frío, sin vida y siempre una atmósfera mala lo rodeaba.

 

- Naraku fue el ladrón de todo... ¬¬ ese maldito traidor! cuando regrese a Honshu se las verá conmigo!- piensa la chica mientras corre.

 

Se detiene y mira el mar, al mismo tiempo, una brisa hacia que sus mechones de cabellos se movieran de un lado a otro.

 

- Tengo que regresar a casa, no es bueno que me quede aquí aunque... creo que debo cuidarme las espaldas, en fin... primero veré si consigo algo.... Kikyou, hermana no sé que quiso decir eso Naraku contigo pero desvelaré la máscara con la que te escondes realmente....

 

En Honshu, Miroku se despierta muy alterado, su respiración era muy agitada y sale de sus aposentos con velocidad y llega a donde estaba Sango.

 

- Qué pasa Miroku, por qué tanto alboroto?- comenta Sango mientras guardaba unas cosas.

- Tuve un sueño... Kagome está viva!- dice con esperannzas el monje.

- Qué? No lo creo...

- Hasta crees que siendo la mano derecha del líder te mentiría??- dice Miroku mientras toma las manos de la chica.

- Pero... si es así...?- la extermiandora no se lo creía mucho pero..

- Si realmente está viva, no dudes que regresará a Honshu.

- Ojalá si, pues Kikyou es cada vez peor- dice Sango un poco molesta.

- Si, enviaré un mensaje a Seshsoumaru-sama y a Kouga-sama, de seguro que les interesará...

- De acuerdo pero cuida de que nadie te vea, Kikyou es demasiado desconfiada...

 

De esa forma el houshi se va del lugar y se encamina rumbo a otra zona del castillo, especialmente para eso, aunque no sabe que unos hombres lo siguen paso a paso y estos desaparecen al instante.

 

Kagome seguía observando el mar, lo mira unos instantes mas y luego se va caminando rumbo a lo que era el pueblo de Kyushu, la isla dominada por los oni...

 

-.-.-.-.-

N/A:

 

Sensei: muchos piensan que sensei significa maestro, bueno así es, aunque cuando se refieren a médicos, por ejemplo se puede decir sensei, como Kagome aquí lo dijo al despedirse del doctor.

 

Continuará

regresar a principal