Make your own free website on Tripod.com

Capitulo XII: sueños, sospechas y algo nuevo...

 

Cuando iInyasha regresa de ver a Naraku, encuentra a Jun recargado en un árbol y al parecer durmiendo, entonces lentamente el hanyou se acerca a éste... y se le queda viendo.

 

- Tú te pareces...

 

Pero Jun de prono despierta, y cual va siendo la sorpresa para el pobre Inuyasha que recibe un buen golpe de parte de Kagome.

 

- Qué tanto me miras, Inuyasha?- dice Jun en un tono un poco frío.

- Arrg!- grita el hanyou tras el golpe- Ten mas cuidado! Casi arruinas mi bello rostro!

- u.u pues con ese genio ninguna chica linda se acercará a ti- contesta Jun sin importarle.

- Ah si? ¬¬ pues tu eres el chico mas aburrido que he conocido, creo que eres hasta impopular con las chicas de donde vi....

 

No termina de hablar porque recibe otro puñetazo de parte de este, y Kagome se le queda viendo muy feo.

 

- ¬¬ di lo que quieras... me voy a dormir...- contesta molesto.

- ¬¬ ah no!- grita molesto Inuyasha- te quedas aquí!

 

Entonces Inuyasha toma de la mano a Jun, se da cuenta de lo que hizo y Kagome estaba helada y un poco... sonrojada... Inuyasha al instante, le suelta la mano y se va de ahí del modo que se trepa del árbol mas cercano.

 

- Inuyasha...?

- Pero que rayos hago?? SOY UN HOMBRE!!!!!!!!!!!!!!!!- piensa molesto el hanyou tras quitarse esas ideas de la cabeza.

 

Luego de eso ambos se quedan dormidos, pero Kagome estaba un poco preocupada, pues ella siente las cálidas manos de Inuyasha que la pusieron nerviosa.

 

- Por qué me pongo así... siempre que hace eso me siento rara...- pensaba la chica mientras se quedaba por completo dormida.

 

Al final la chica se queda dormida...

 

En un lugar extraño, Inuyasha se encontraba caminando lentamente, en sus manos llevaba su Tessaiga y se queda en medio del camino porque a lo lejos divisa a dos seres...

 

- Donde estoy..?

 

Pero algo lo hace que siga caminando, como una extraña voz... Inuyasha nunca la había escuchado en su vida y se da cuenta que estaba enfrente de esas dos personas pero una, parece que la conocía, que la había visto en algún lado.

 

Ese ser de largos cabellos plateados tenía en sus manos una espada parecida a la de Inuyasha, solo que esta no estaba de ese tamaño descomunal... Inuyasha ve...

 

- Inu...yasha...- le dice la voz.

- Nani?.... cómo sabes mi nombre...?- pregunta Inuyasha extrañado.

- Tessaiga y Tenseiga... son hermanos... así como...

 

Estaba lloviando en ese instante, en Honshu estaba lloviendo con gran fuerza... Sesshoumaru se depierta de golpe al escuchar un trueno caer cerca del castillo, se toca su cabeza y revisa en donde está.

 

- Estoy... en Honshu....recuerdo que estuve aquí por algo...

 

El youkai había recordado ese suceso terrible en la sala con Kikyou, revisa sus manos y estas estaban limpias, recuerda como hiere a la hermana de Kagome y el olor de barro y huesos había sido tan fuerte para su olfato que no lo pudo soportar y perdió el conocimiento.

 

Sesshoumaru se levanta y ve su espada en una pared, la toma y la saca un poco... por alguna extraña razón esta empieza a palpitar.

 

- Tenseiga... parece que reacciona...

 

Ve que al instante dicha espada dejar de palpitar y mira por el ventanal... su mente estaba aturdida y aun un poco fuera de si, no podía olvidar ese suceso tan repugnante para él...

 

- Esa Kikyou... no es humana... demo, aun así no puedo dejar de soñar a mi padre, las espadas y ese ser...- murmuraba para sí.

 

Esos sueños también lo tenían aturdido e intenta analizarlos un poco pero nada... su mente aun estaba aturdida por ese terrible olor, en eso, se corre la puerta y sus sirvientes junto con Miroku y Sango entran.

 

- Se siente mejor?- pregunta el monje.

- Creo que si...- contesta el youkai.

- Tanto le afectó ese olor?- pregunta Sango preocupada- Estaba pálido cuando lo vieron...

- Amo bonito! Está bien? No tiene nada?- pregunta su sapo sirviente.

- Pensábamos que se iba a morir!!!!!!!- dice un desesperado Royoukan, su amo los mira fríamente y les contesta.

- Iiee, no iba a morir.

- Usted dijo algo de Kikyou, ne?- pregunta Miroku bastante serio.

- Hai, pues su snagre no era normal...

- Ya nos dimos cuenta... será mejor que siga descansando, mañana veremos lo que pasa...- sugiere el monje mientras se da la media vuelta.

 

El lord asiente a lo que dicen y de ese modo, lo dejan solo... éste se recuesta e intenta dormir un poco...

 

Por otro lado, Inuyasha de igual modo se despierta pero era porque su espada de igual modo... parecía como palpitar...

 

- Otra vez?.... no es la única vez...- pensaba.

 

Ve que estaba lloviendo y Kagome buscaba algún lugar para refugiarse, Inuyasha lo veía todo desde arriba y...

 

- Hey! Sube aquí, o te vas a resfriar- ordena Inuyasha, Jun lo mira con seriedad.

- ¬¬ eso intento Inuyasha, demo... no encuentro un lugar.

- u.u todos son iguales...

 

Así Inuyasha salta, agarra a Jun como un costal de papas y la sube al árbol, Jun estaba molesto.

 

- Linda manera de...

 

Pero se queda callada porque se le iba a salir algo que la podía delatar, Inuyasha se le queda viendo y éste sonríe como baka.

 

- ¬¬ mmm bueno, buenas noches.

 

Entonces el hanyou se queda dormido y Kagome se va a la otra rama del árbol, pero mira por unos instantes a Inuyasha...

 

- Quien diría que alguien como tú no fuese tan malo... Inuyasha...

 

Ella de nuevo se sentía rara, no dejaba de ver a ese hanyou y al mismo tiempo tenía curiosidad de acercarse a él pero sería muy peligroso, intenta olvidar todo y se queda dormida...

 

Al día siguiente, Inuyasha se despierta casi seco, luego de la lluvia pero... cuando se estira y ve el Sol, escucha unos estornudos.

 

- Mmm? Quien rayos estornuda como ratón?- se pregunta y sus orejitas se mueven de un lado a otro para rastrear ese sonido.

 

Ve al otro lado de la rama y Jun estornudaba, mientras se daba cuenta que estaba mojado a causa de la lluvia.

 

- Arg... me mojé…- decía Jun a medio titiritear.

- De verdad que los humanos son débiles!- contesta Inuyasha al verlo en ese estado.

 

El chico enojado mira a Inyuasha y le da mas coraje porque él estaba casi seco y él...

 

- Cállate Inuyasha! No tengo la culpa de que me tocó la rama con menos techo!

- Ni digas, una mojada y te enfermas? Humano débil!- se burla el hanyou mientras Jun estaba por ahorcarlo cuando...

- Qué no soy.... ahhhhhhhh!!!!!!!!!!

 

Kagome había perdido el equilibrio y cae del árbol, Inuyasha solo escucha el golpe y ve a Kaogme en el suelo y luego que se levanta con cierta dificultad...

 

- Estás bien Jun?

- No molestes!

- A dónde vas?- prgunta curioso.

- A buscar un lugar para no enfermarme mas! Ahhh chu...!

 

De ese modo, Kagome se va de ahí, dejando a Inyasha solo y extrañado... pero a Inuyasha algo lo deja extrañado, cuando Kagome le dice que no lo molestara...

 

- Esa mirada... de enojo... dónde la he visto...?

 

Se queda algo pensativo y por su mente pasa un recuerdo...

 

-flash back-

 

Mientras Kagome pasaba cerca de él, ella se siente extraña... siente que alguien la observaba del modo que se detiene y...

 

- Sé que alguien está aquí, no seas cobarde y da la cara!- grita Kagome hacia el lugar donde estaba Inuyasha.

 

Inuyasa se sorprende al ver que la chica había notado su presencia, no le queda de otra que salir. Cuando Kagome se da cuenta, ella se le queda viendo muy seriamente.

 

- Si sigues con eso, pensaré que vienes con malas intenciones- dice en tono amenazante Kagome.

- Feh! niñata consentida! No me das miedo- contesta en tono burlesco Inuyasha.

- Ah si??

 

De repente la chica corre hacia él y con una daga que tenía escondida en sus ropas, apunta al cuello del hanyou. Inuyasha se queda inmóvil y luego sorprende a Kagome cuando le quita la daga y la aprisiona a una pared.

 

- Decías algo?

- No me toques!

 

Inuyasha se aleja de Kagome mientras que ella deseaba no haber pasado por ese pasillo. El hanyou solo le dice algo.

 

- Deja de ser tan inmadura!

 

-fin del flash back-

 

- Ahora que lo veo… ambas miradas son la misma…no sé, de todas formas seguiré a Jun algo me dice que no lo deje ir así...- comenta Inuyasha mientras intenta analizar las cosas.

 

Así Inuyasha intenta seguir a Jun, Kagome por su parte llega a un lugar que casi grita de emoción.... se refería a que ella encuentra unas deliciosas aguas termales y no duda ni cinco segundos en desvestirse y de ese modo entra en ellas.

 

- Waaa!!!!!!!!! Que deliciosa está el agua... ahhh,  me siento mucho mejor...

 

Eso le aprovecha para que su ropa se seque por completo, pero.. no se da cuenta que algo dentro del agua se movía con gran agilidad...

 

- Jejeje, estar a solas no me hace tan mal...

 

De pronto la chica siente algo extraño, pues ve el movimiento del agua y se queda helada, pero... de pronto ve que del agua aparece una cola esponjosa...

 

- Kami!!!!!!!!!!!! Que es ESTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!- la chica se aterra a lo que ve.

 

La chica grita tan fuerte que no le importó que ese grito fuese de una chica aterrada al ver algo extraño al agua, Inuyasha se queda extrañado y sigue su búsqueda...

 

Entonces Kagome sin ver, saca volando esa cosa esponjosa y cae al suelo... ella ve que era algo pequeño que se movía.

 

- Bua... me dolió....- habla la cosa esponjosa.

- Eh? O.o- Kagome se extraña a eso.

 

Y cual va siendo su sorpresa que se trataba de un pequeño kitsune!, Kagome corre hacia él y este se sobaba su chipote... ve que Kagome se le acerca...

 

- Bua!!!!!!! No te acerques, eres mala!- dice el zorrito con lágrimas en sus ojitos.

- Oh, lo siento tanto... es que me asustaste... como te llamas pequeño?

 

De ese modo Kagome lo abraza sin importar que estaba sin ropa, el kitsune al parecer estaba llorando.

 

- Y por qué lloras?

- Es que perdí a mi mamá, no sé donde está... bua!- habla el kitsune y deja de llorar.

- Oh, pobrecito... si quieres Kagome te cuidará mientras, hasta que encuentres a tus padres...y dime cuál es tu nombre?

- Me llamo Shippo, tú te llamas Kagome, ne?

- Hai, soy Kagome...- estaba por decir algo más pero el pequeño la interrumpe mientras su cara se torna de asombro.

- Nani?? Eres... eres... Jingo???

 

Kagome sonríe ante ese comentario y Shippo la abraza.

 

- Si es así, entonces me podrás llevar con mis padres sin ningún problema!

- Donde vivien ellos?- pregunta Kagome.

- En Honshu... allí viven ellos.

- Ohh entiendo... jejeje así será.

 

Lo que no se esperaba ninguno de ellos era que Inuyasha estaba cerca de ahí y escucha un poco la voz de Kagome, éste se queda extrañado.

 

- Esa voz... la conozco...

 

En las aguas termales, Kagome ya había curado la cabeza del pequeño y decide salir de ahí, pero... no se da cuenta que Inuyasha se movia poco a poco entre los arbustos.

 

- Creo que la encontré... Jingo... Kagome...- dice con seriedad y una sonrisa aparece en sus labios.

 

Logra mover un poco los arbustos y ve una silueta de una chica poniéndose ropa...

 

- .... Jingo.... Kagome...vas a morir....

 

Al decir eso, desenvaina lentamente su Tessaiga y estaba por atacar cuando siente una piedra casi de tamaño descomunal en su cabeza, Jun aparecía bastante serio y mira a Inuyasha.

 

- Hasta que te apareces Inuyasha- habla Jun con seriedad, Inuyasha se queda helado ante eso.

- Hey Jun! Por qué me golpeaste??? Eh?

- Porque si, porque estabas en otro mundo- contesta mientras da gracias a kami de que no fue descubierta, Shippo se acerca a Inuyasha.

- Un perro?

 

Inuyasha se le queda viendo al pequeño Shippo como si viera a una pulga, entonces Inuyasha mira al niño.

 

- Y quien este niño?- contesta el hanyou molesto.

- Me llamo Shippo!- el kitsune le grita y Kagome responde a esa cuestión.

- Ah si, encontré a Shippo mientras me tomaba un baño... se perdió y quiere encontrar a sus padres, dice que están en Honshu.

- Keh! Pues que me ven??? No soy niñero! No quiero niños! Los odio!!!!!!!!!- grita todo molesto el hanyou ante tal decisión, Shippo comienza a llorar.

- Ese perro es malo! T_T NO ME QUIERE BUAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!

 

Shippo comienza a llorar y Jun lo calma cargándolo, Inuyasha por su parte se pone nervioso ante los lloriqueos del pequeño.

 

- Calla a ese niño!!!!!!!!!!!!!! ARRRRRGGGGGGGGG!!!!!!!!!!

- Que poco aguante, Inuyasha deberías de calmarte!- habla Jun mientras sonríe ante el ‘nuevo sufrimiento’ de Inuyasha.

- Así ambos parecen marido y mujer, jejejeje tú- señala a Kagome y luego a Inuyasha-como mujer y el perro como el hombre jajajaja.

 

Ambos se quedan helados y de sus mejillas aparece un leve rubor en ellos, pero Kagome se lleva al zorrito a un lugar un poco alejado y habla con él.

 

- Shippo! Onegai! No digas eso!

- Eh?? Pero... por qué te dice Jun, si eres una chica!- contesta Shippo extrañado ante ese cambio de ‘apariencia’ en Kagome

- Shippo eso es algo de suma importancia, me hago pasar por chico...- explica la chica un poco nerviosa- pues piensan que estoy muerta...

- Creo que te entiendo, de acuerdo! Yo solo sabré que eres niña, además lo sé porque te vi...

- Si, de acuerdo...- contesta un poco sonrojada.

- Pero ese perro parece que se fija en ti, se puso rojo!

 

La chica solo deseaba que el pequeño se callara, no quería escuchar mas de eso, ella lo abraza y Shippo se queda callado. Después los dos regresan a donde estaba Inuyasha pero... solo estaba su ropa y... Kagome gira su vista y....

 

- O.O.......

 

Inuyasha se había metido a las aguas termales, pero este tenía mas de medio cuerpo afuera y mira hacia Kagome... ella estaba sin moverse, veía el bien formado cuerpo de Inuyasha.

 

- Este... yo...- Jun estaba helado a lo que veía, no lo creía; Inuyasha le sonríe y se acerca a él.

- Jun, somos hombres mejor entra!- dice Inuyasha bastante animado.

- Es que yo ya, ya me metí...- dice ligeramente nervioso Jun.

- No importa! Aunque sea acompáñame!- aun así, Inuyasha intentaba animarlo.

 

Al decir eso, Inuyasha la jala y esta se resiste del modo que recibe un golpe con su puño.

 

- Que no quiero!- responde Jun más molesto y sonrojado.

 

Pero de lo nerviosa que estaba Kaogme no logra encestarle el golpe y se resbala pero Inuyasha cae encima de ella, Kagome sentía que el corazón estaba por salirse de su cuerpo...

 

- Acaso no se te hace mi cuerpo bonito?- hablaba Inuyasha mientras le presumía su cuerpo(N/A:... -.- creo que veo así a Inuyasha y no sé que haría sólo que... Inuyasha, te cuidado XD)

- Yo este...- la pobre de Kagome no podía ni hablar.

 

Estaba roja como el tomate o peor, pero lo peor de todo Inuyasha la miraba con una mirada muy sensual, y comienza a besarla en su cuello, Kagome no se podía mover ni escapar, Shippo tenía tapado sus ojos.

 

- Mmm tu aroma me embriaga Jun...no lo puedo resistir... me fascinas...- decía el hanyou mientras se deleitaba con el fino cuello de ese ‘chico’.

 

La chica no sabía que hacer ni que decir, sentía el húmedo cuerpo de Inuyasha encima suyo y su corazón latía a mil por hora.

 

- Dios estoy paralizada... no me puedo mover... kami... sus ojos me fascinan, su aliento me envenena... creo que he siento algo por él... demo... él es mi enemigo... desea mi muerte... Inuyasha... qué siento por Inuyasha?- se preguntaba la chica mientras siente la respiración muy cerca del hanyou, la miraba con esos ojos dorados.

 

Las respiraciones de ambos estaban muy cerca y se miran, Kaogme estaba toda roja, Inuyasha de igual forma... así que... Inuyasha lo besa, besa a Jun y Kagome siente sus labios en los de ella...

 

- Pero que me pasa? por qué siento algo así por un hombre????NANI??? QUE ESTOY HACIENDO????????? ME ESTOY VOLVIENDO GAY!!!!!!!!!!!!!!!!!! NOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!- pensaba mientras analizaba que esta besando a.... un chico!

 

Al decir eso, él se quita de Jun y lo empuja, Jun siente lo mismo, pero por dentro se sentía mal... muy mal, eso para era un rechazo.

 

- Que he hecho.... kami, pero... él quiere a mi hermana, oh dios... además es mi enemigo... si sabe quien soy, si sabe que soy Kagome... me matará... lo hará...- pensaba la chica mientras coloca sus dedos en sus labios, estaba aterrada.

 

Ambos chicos se miran y Kagome se aleja lentamente de él hasta que se va corriendo... Inuyasha no movía ni un solo músculo.

 

- Su aroma... su mirada, sus ojos... su piel... todo... se parece a ella... se parece a Kagome... demo... porque tengo ese deseo de poseerlo entre mis brazos?- pensaba el hanyou mientras ve que Jun desaparecía de su vista, se sentía extraño, sale de ese trance-... nunca había sentido algo así... ADEMÁS JUN ES UN HOMBRE!!!!!!!!!!!!!!! Y NO SOY UN GAY!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Kagome seguía corriendo hasta estar alejada de él lo mejor posible, se recarga en un árbol e intenta aclarar su mente...pero al parecer no podía, no podía quitarse de la mente la imagen de Inuyasha, su cuerpo su sonrisa... todo...

 

- Pero que hago! No puedo sentir nada por él, el desea mi muerte, kami...- se decía en tono desesperado, no sabía que hacer, pero nota una pequeña presencia cerca.

- Estás bien Kagome?- pregunta Shippo extrañado y la chica sonríe mientras lo abraza.

- Si... Shippo estoy bien, gracias... solo que... Inuyasha... ha cautivado mi corazón desde la primera vez que lo vi...

 

Eso último lo dice con unas dulces lágrimas en sus ojos, ella lloraba porque su corazón había sido flechado...

 

Así, Kagome siguió llorando un rato mas... Shippo intentaba consolarla... ella dejaba caer al suelo esas líquidas perlas..

Continuará

regresar a principal