Make your own free website on Tripod.com

Capítulo 4: algo nuevo se presenta, tratando de convivir

 

Kagome se encontraba caminando entre ese extraño bosque de cristal, se da cuenta que había una especie de pueblo y la gente estaba ahí... como cristal, parecía como si el tiempo se hubiese detenido.

 

Inuyasha: veo que has decidido ir mas allá del Árbol Sagrado...

Kagome(extrañada): es usted... Inuyasha.

Inuyasha: por desgracia, mi mundo se convertido en esto... antes de que me liberaras era parte de ellos, era parte de ese cristal que cubre a mi mundo...

Kagome: como se llama a este mundo?

Inuyasha: Sengoku...(mira a su alrededor) así se llama este lugar...

Kagome: ya veo... Sengoku....

 

Kagome despierta pronunciando esa frase, no sabía muy bien el por que pero decide levantarse de una vez. Era bastante temprano a pesar de ser sábado, mira por su ventana para observar el nuevo día que se le presentaba.

 

Kagome: por mas que quiera, siempre tengo ese tipo de sueños...

 

Abre un poco la ventana y respira el aire fresco de la mañana, saca algo de ropa de su clóset y se cambia... cuando sale de su habitación se podía ver que tenía puestos unos jeans azules, tennis y una blusa de cuello estilo tortuga de color vino, su cabello estaba suelto...

 

Al salir de esa habitación, se queda un poco sorprendida... enfrente de ella estaba Sesshoumaru, pero lo mas extraño de todo era que estaba sentado y parecía dormir...

 

Kagome(pensado): es cierto, ayer me salvó la vida en ese edificio a medio construir...

 

***** flash back ****

 

Sesshoumaru veía a Kagome caer...

 

Sesshoumaru: no lo puedo permitir...

 

De esa forma logra atrapar a Kagome.

 

Kagome: Inuyasha...

Sesshoumaru(sorprendido): porque... lo dice... acaso...

 

Segundos después había aterrizado, la chica recobra el conocimiento y lo ve.

 

Kagome: porque estás aquí?

Sesshoumaru: no es bueno que te quedes sola... Kanna y Kagura en cualquier momento pueden matarte...

Kagome: si eres un youkai, porque no acabas con mi vida de una vez... sé que ellos detestan a los humanos.

 

Cuando escucha eso, Sesshoumaru se queda en silencio, parecía que ella había acertado algo...

 

Sesshoumaru: por ahora te dejaré viva, claro cuando quiera te puedo matar...

Kagome: ....pero?

Sesshoumaru: sugiero que disfrutes lo que te queda de vida...

 

Los dos se quedan en silencio, Kagome no sabía mas que decir.

 

**** flash back ****

 

Kagome había recordado la noche anterior, mira por unos instantes al youkai... por alguna extraña razón algo le impedía dejar de mirarlo; parece tener alguna idea y regresa a su habitación para que instantes después saliera y en sus manos tuviera una delgada cobija.

 

Kagome: aun así, las mañanas son frías...

 

Ella se acerca de forma lenta para poner la manta sobre el youkai... en eso, Sesshoumaru toma la mano de la chica(aun no abría sus ojos) y la empuja... Kagome se queda horrorizada y mas porque Sesshoumaru la mira de forma seria..

 

Kagome: yo... bueno.... disculpa...

 

El youkai no le decía nada y aun mantenía en su rostro esa mirada fría. Kagome se aleja de él y éste mira la manta...

 

Unos minutos después Kagome estaba en la cocina preparando algo de desayunar...

 

Kagome: porque hizo eso?... esa mirada me dio escalofríos, no sé... pero en alguna ocasión la he visto...

 

Kagome gira su vista y ve pasar a Sesshoumaru por el pasillo, sin pensarlo dos veces lo sigue y ve que estaba en la sala observando el paisaje desde la ventana; ella tenía dudas de acercase a él, por temor a que le volviera a pasar lo mismo de hace un rato... al final...

 

Kagome(un poco dudosa): oye... no quieres desayunar?

Sesshoumaru(con los brazos cruzados y sin verla): no como alimento de humanos.

Kagome: entiendo...

 

Aun así ella, saca una bandeja con comida y se la deja en la mesita que estaba cerca del televisor y en la sala... la miko decide desayunar en la cocina.

 

Después, Kagome termina de vestirse y se da cuenta que la bandeja no había sido tocada, en su espalda llevaba una pequeña mochila y se acerca a la puerta.

 

Kagome: iré de compras... no tardo.

 

Sesshoumaru no le dice nada y Kagome sale de la casa, suspira y mira el cielo para luego encaminarse a sus compras.

 

En la casa, Sesshoumaru estaba sumido en sus pensamientos del modo que ni siquiera escuchó las palabras de Kagome antes de irse. En su mente pasaban muchas cosas, entre ellas el porque se estaba comportándose de esa forma con aquella mujer que Inuyasha siempre protegía.

 

Sesshoumaru: he perdido la noción del tiempo desde que estoy en este mundo... hasta cuando acabará todo esto?...

 

Se da media vuelta y ve la bandeja de comida y se por unos instantes la imagen de Kagome. Sesshoumaru observa de forma extraña la comida, en su vida había comido algo hecho por las manos de un humano.

 

Shesshoumaru: realmente esta humana es... especial...

 

Sin pensarlo toma un poco de ese arroz frito con verduras, lo saborea y no dice nada. Toma la bandeja de comida y al parecer comienza a comer.

 

Entre las calles de Tokio, Kagome caminaba y mientras cruzaba una calle su mente trataba de estar en orden; estaba bastante confundida.... hacía unos pocos días que un extraño youkai salió de la nada y la salvó de otro ser que quería su  vida a como diera lugar.

 

Kagome(pensando): lo que no entiendo... porque ese youkai parece conocerme... no entiendo, cada vez que trato de pensarlo de forma profunda... mi cabeza... me arde...

 

De igual forma pensaba en Sango y en Miroku, para variar la miko se topa con alguien.

 

Sango: me alegra verte de nuevo Kagome!

Kagome: Sango?

Sango: ^_^ así es, que haces por aquí?

Kagome: vine... a comprar algo...

Sango: si? jejejeje curioso yo de igual forma estoy por estos lares, porque no vamos las dos juntas?

Kagome(extrañadas): nani?

Sango(sorprendida): acaso nunca has salido con amigos o algo por el estilo?

Kagome: iie.

 

Sango se queda en silencio por unos segundos, no dice mas y se lleva a Kagome hacia el centro comercial. El lugar no estaba atestado de gente pero se podía observar a varias personas por ahí.

 

Kagome: no es necesario que me acompañes.

Sango: jejeje somos amigas, no? quiero acompañarte.

 

Kagome se queda al principio un poco sorprendida por la frase que dice Sango, luego sonríe y las dos comienzan a observar todas las tiendas que había en el centro.

 

Sango estaba contenta de que Kagome estuviera tranquila, dentro de ella parecía recordar buenos tiempos algunos... ella con el resto....

 

**** flash back****

 

Kagome y compañía estaban como siempre en el bosque en busca de los fragmentos de Shikkon, de pronto se encuentran con aguas termales.

 

Kagome: wow! Que bien! Aguas termales!

Sango: porque no nos tomamos un pequeño baño?

Miroku: jejeje claro!

Inuyasha: feh! ¬¬ y de seguro que no vas a perder la oportunidad de espiarlas, ne?

Shippo: de verdad que eres un hentai Miroku!

 

Las chicas se quitan sus ropas y se meten en esas aguas deliciosas...

Kagome: como sigue tu cicatriz de tu espalda?

Sango: estoy bien Kagome, no te preocupes por eso... lo que mas me duele aun, es saber que Kohaku está bajo el poder de Naraku.

Kagome(sonríe): entiendo, creo que si eso le pasara a mi hermano estaría igual o peor que tú...

Sango: no sabía que tenías hermanos.

Kagome: tengo uno, pero sabes Sango? A como de lugar vamos a destruir a Naraku y Kohaku podrá descansar en paz.

Sango: muchas gracias Kagome, de verdad te lo agradezco.

 

**** flashback****

 

Sango: ahora que lo veo... en este momento ella parece otra persona... no es la Kagome que conocí hace tiempo... sino es otra chica... como quisiera que todo volviera a la normalidad...

Kagome(la observa): sucede algo Sango?

Sango: iiee solo pensaba en cosas sin sentido.

 

Las dos continuaron viendo las tiendas, Kagome entro a una de ellas para unos vestidos y ropa que necesitaba, Sango de igual forma lo hacía...

 

Al pasar una hora aproximadamente ellas salen de la tienda y cual va siendo su sorpresa que se encuentran con varios chicos de su clase.

 

Chico1: miren a quien tenemos aquí...

Chico2: a Higurashi...

Chico3: y a Sango-san.

Kagome: a pesar de estar fuera de clases no dejan de molestar?

Sango: chicos por favor, porque no dejan en paz a Kagome?

Chico1: pues...

Chico2: no estamos por molestar exactamente.

Chico3: solo que les queríamos dar una invitación a una fiesta.

Sango(extrañada): una... fiesta?

Chico1: si! ^^ y queremos que vaya Higurashi también, es que queremos conocerla mejor.

Kagome: pues... yo no deseo ir mucho a su fiesta.

 

Ella se aleja de ahí y uno de los chicos se interpone.

 

Chico2: vamos... ve a la fiesta, verás que te vas a divertir.

Sango: si no quiere ir no la forzen.

Chico1: oh por favor! La verdad que todos te queremos conocer y al mismo tiempo pedirte una disculpa en nombre todos por tratarte tan mal...

Kagome: ....

 

Pero se junta alguien mas, parecía ser...

 

Sango: Miroku?

Miroku: si así es, (mira a los chicos) oigan! Acaso no saben que no es bueno forzar a una chica a que vaya a una fiesta?

Chico1: jejejejeje lo sentimos, es mejor que nos vayamos...

Chico2: opino lo mismo!

Chico3: hasta luego chicas!

 

Y así esos tres se van de ahí y Miroku no pierde la oportunidad de saludarlas.

 

Kagome: gracias Miroku.

Miroku: no me des las gracias, me agrada ayudar a chicas tan lindas como tú.

Sango: y bien, se puede saber el porque estás aquí?

Miroku: ¬¬ seré un monje y todo lo que quieras pero... >_< soy joven y necesito salir de vez en cuando.

Kagome: entiendo, aun así... no se supone que no debes de salir por estar en entrenamiento?

Sango: ^_^ Miroku desde muy pequeño ha entrenado y ahora ya no tiene esa dura responsabilidad, sus entrenamientos son menos duros.

Miroku: ajá! Así es.

Kagome: interesante, porque no mejor vamos a tomar un helado?

Sango: claro!

 

Los tres llegan hasta una cafetería y mientras Kagome pedía los helados, Miroku y Sango parecían hablar.

 

Miroku: así que...

Sango: .... lo sigo pensando, ésta chica no es la Kagome que conocimos hace tiempo, es una persona casi totalmente diferente.

Miroku: eso significa que realmente, lo ha olvidado todo.

Sango: pueda que tengas razón... aunque sigo pensando sobre que pasó con Inuyasha, Shippo y Kouga.

Miroku: sabemos que pasó con Inuyasha pero el resto... nada,

Sango: que vamos a hacer? Kagome parece no recordar nada y vive como cualquier persona de esta época.

Miroku: entonces hay que hacer hasta lo imposible, sino... viviremos aquí el resto de nuestras vidas.

Sango: si...

 

Kagome llega hasta esa mesa con los helados, Miroku y Sango cambian de conversación del modo que Kagome no lo nota. De esa forma los tres siguen hablando un poco. Para Sango y Miroku se sentían un poco raros porque Kagome hablaba con ellos como si apenas los conociera... ellos deseaban hablar sobre Inuyasha y el resto pero deciden mejor guardar ese secreto por un tiempo...

 

Ya era noche cuando Kagome llega a su casa, todo el lugar estaba oscuro; algo que la atemorizó un poco, pensaba que a lo mejor Seshsoumaru no estaba... camina por uno de los pasillos de su casa y enciende la luz, para su sorpresa el lugar estaba muy limpio, la bandeja de comida estaba vacía...

 

Kagome: veo que al final decidió comer algo...

 

Retira de la mesita la bandeja de comida y decide lavar los trastes. Tiempo después apaga la luz de la cocina para dirigirse a su habitación... Sesshoumaru estaba en el sillón, dormido... parecía un niño. Ella sonríe por unos instantes y cuando se iba a dar la media vuelta...

 

Sesshoumaru: donde estabas?

Kagome: o.o que?

Sesshoumaru: donde estabas? Sabes a la perfección que no puedes estar sola... esos seres en cualquier momento te pueden matar.

Kagome: salí con una compañera de clase, acaso no puedo hacer eso?... FLUFFY???

 

Algo que realmente le molestaba al youkai era que le dijeran Fluffy y mas si venía de boca de esa humana, pero por alguna extraña razón no podía contestar a la pregunta que Kagome había hecho con un hilo de enojo.

 

Sesshoumaru(cruzado): al menos debía de cumplir con mi deber, ser tu sombra...

Kagome(seria): no necesito sombras, puedo estar en paz!

Sesshoumaru: será mejor que empieces a entender que estás bajo mi amparo, da gracias a Kami que aun no he te matado, claro, en cualquier momento puedo hacerlo.

Kagome: ¬¬ ah si? quiero verlo! Anda! De una buena vez acaba con mi vida y te evitas de molestias conmigo porque ahora ya ni siquiera puedo salir a la calle!

 

Kagome estaba seria, Sesshoumaru miraba a Kagome de otra forma... por unos instantes la chica había dejado de ser esa humana confundida y veía a una persona diferente, a alguien del pasado, a un ser con su forma de ser verdadera...

 

Kagome: vamos! Acaba con mi vida!

 

Y el youkai prepara sus garras, la mira del modo que la iba a matar.... lanza su ataque aunque, se detiene al estar unos cuantos centímetros de la chica, ésta se queda sorprendida por el acto del youkai y éste mas... se da la media vuelta y sin mirarla, con una voz fría...

 

Sesshoumaru: no te mataré en esta ocasión, claro, hasta que haya cumplido con mi deber...

 

Higurashi ve como Sesshoumaru se iba de la sala, ella se va hacia su habitación para poder descansar un poco....

 

La chica de nuevo se encuentra en ese lugar lleno de cristal, Inuyasha parecía estar esperando en el Árbol.

 

Inuyasha: te esperaba... Kagome...

Kagome: va veo...

Inuyasha: no te veo muy contenta, acaso pasa algo?

Kagome: ¬¬U un ser parecido a ti, dice que es mi sombra....

Inuyasha(extrañado): parecido a mi?... y como se llama?

Kagome: Sesshoumaru...

Inuyasha; entiendo, también conozco a ese ser..

Kagome: si?

Inuyasha: keh! Si que puedo decir que es un ser de muy mal carácter. Aunque se me hace extraño que esté tan cerca de una humana como lo eres tú.

 

Hay un pequeño silencio entre ellos hasta que Kagome decide tomar la palabra.

 

Kagome: oye... porque este mundo está así cubierto de cristal?

Inuyasha: porque la pregunta?

Kagome: pues... simple curiosidad.

Inuyasha(baja su vista): hace tiempo, hubo un ataque... el cual provocó que estuviera sellado en ese árbol y este lugar se convirtiera en cristal.

Kagome: oh... que extraño, en mi vida había estado aquí, por eso se me hace extraño.

 

Entonces Inuyasha se acerca a Kagome y la mira.

 

Inuyasha: en los sueños, uno se puede comunicarse... uno puede viajar a mundos nunca antes visitados...

Kagome: wow! Eso no lo sabía!

Inuyasha: algún día, este lugar regresará la normalidad y podrás estar cuando quieras en el Sengoku.

Kagome: eso... eso espero...

 

Kagome estaba dormida sobre la cama, parecía tener un poco de frío porque no se había tapado; una sombra se acerca a ella y no se puede apreciar a la perfección lo que pasaba por la oscuridad... solo se ve en Kagome una manta que cubría su cuerpo del frío y al mismo tiempo la ventana era cerrada, al final, el ruido de la puerta que se cerraba....

regresar