Make your own free website on Tripod.com

Capítulo VIII: El sentimiento que me cautivo

 

Aquel tierno beso culminó cuando ambos se separaron lentamente, Sesshoumaru, como si fuera un reflejo, abrazó a Akari fuertemente y ella le correspondio.

 

Mientras que a unos cuantos metros de ellos, otro par de curiosos se habían reunido con Inu Yasha y los demás, todos estaban sorprendidos por la acción del youkai hacia Akari

 

- Ellos están… besandose – decía Kagome con un tic en el ojo

 

- Sesshoumaru la… la beso O.O – dijo un hanyu totalmente desconcertado

 

- Más bien correspondió al beso que la señorita Akari le dio y no lo culpo – dijo el houshi

 

- El amo Sesshoumaru ha besado a una humana O.O – dijo Jaken abriendo como platos sus ojos

 

- Que romántico – exclamó Rin suspirando

 

- Ustedes qué demonios hacen aquí? o.ó – preguntó el hanyu al darse cuenta de su presencia

 

- Como que qué hacemos aquí? Qué falta de respeto, yo soy el sirviente más fiel al amo bonito y es por eso que debo estar al tanto de lo que suceda con el ¬¬ – exclamó Jaken indignado

 

- Feh! Más respeto gusano – dijo Inu Yasha dandole un golpe en la cabeza a Jaken (Kalid aquí ta lo que me pediste)

 

- Shh… - los silenció Kagome – Van a decirse algo

 

- Será que Sesshoumaru le declarara su amor a Akari? – preguntó Sango

 

- Tal vez si, Inu Yasha deberías aprender a tu hermano ¬¬ - dijo el kitsune pero guardo silencio al recibir un coscorrón cortesía del hanyu – XoX

 

Volviendo con Sesshoumaru y Akari, estos se habían separado un poco para observar al ser frente a sus mirares, el ser por el cual, su corazón se aceleraba con tan sólo un roce, el individuo por el que lo darían todo sin pensarlo, la persona de la que se habían enamorado aun cuando lo hubiesen visto en un sueño. Akari veía tiernamente a Sesshoumaru y este le devolvía una mirada intensa, llena de un sentimiento y una sensación que jamás creyó poder sentir, pronto se dio cuenta de lo que pasaba y también de las circunstancias en las que su amor se encontraba, pero fue Akari quien habló primero

 

- Sesshoumaru yo no sé que decirte – musitó la muchacha

 

- No es necesario que digas algo… lo mejor será que olvides lo que pasó – dijo el youkai evitando la mirada de Akari

 

- Pero como puedes decirme eso? – preguntó la chica incredula de lo que había acabado de escuchar

 

- Es mejor así, además tú no perteneces a esta época – dijo el youkai bajando la vista

 

- Tienes razón, no pertenezco a esta época pero si pertenezco a tu corazón tanto o más como tú al mío – dijo Akari mientras varias lagrimas salían de sus ojos esmeraldas

 

Al oir esto, el youkai sintió como su interior se desmoronaba parte por parte y al ver como varias lagrimas caian sin control de la mirada de Akari quien le veía con una carita llena de tristeza, eso le había caido como un balde de agua fría, estaba haciendo sufrir al ser que más apreciaba en la vida pero sabía que todo esto estaba bien, no quería atarla a el y privarla de todo lo que tenía y más aun, llevar una vida llena de peligros junto a el

 

- No es verdad, todo esto sólo fue un impulso y yo… yo no debí hacerlo – dijo el youkai esquivando la mirada de Akari para no caer en la tentación de decirle la verdad

 

- Sesshoumaru… no puedo creer que tu maldito orgullo de youkai sea más fuerte que tus sentimientos, creí que de verdad estabamos ligados por este sentimiento, pero me equivoqué, sólo fue un juego tuyo para romper mi corazón y sabes algo? Lo lograste!! Lo rompiste fácilmente – decía Akari entrecortadamente mientras era invadida por una profunda tristeza – Ya no… ya no quiero saber más de ti, TE ODIO SESSHOUMARU, ME OISTE? TE ODIO!! – exclamaba muy dolida mientras daba media vuelta y comenzaba a marcharse

 

Sesshoumaru tardó unos segundos en entender las palabras de Akari y sintió un profundo dolor que se le clavaba más y más en el pecho, no podría resistir más la tentación de tenerla entre sus brazos y hacerle saber sus verdaderos sentimientos hacia ella, pero cómo hacerlo? Ella se estaba marchando ya, de pronto, un impulsó mayor lo obligo a tomar a Akari de un brazo y darle la vuelta para tenerla frente a el, esto la desconcerto pero la acción del youkai sobre sus labios la dejo sin palabras.

 

Sesshoumaru la atrajo aun más hacia el, tomandola por la cintura y tratando de profundizar aquel beso que cada vez más adquiría más deseo de ser correspondido. Akari quería corresponderle pero dudo en hacerlo y se separó rápidamente de el antes de ceder ante el youkai, este rechazo le dolió mucho a Sesshoumaru

 

- No Sesshoumaru no voy a permitir que sigas jugando conmigo, que no lo entiendes? Me lastimas con cada accion y palabra que dices o haces – dijo Akari con lagrimas en los ojos

 

- Acaso no te das cuenta? – preguntó Sesshoumaru mientras que su rostro se acercaba más y más al de Akari

 

- De qué… hablas? – susurró Akari mientras sus palabras eran selladas por otro tierno beso provocado por la sensación de sentir sus respiraciones nerviosas tan cerca y por la cercanía en la que se encontraban

 

Esta vez, Akari cedió ante el beso de Sesshoumaru, mientras que este la aprisionaba contra un tronco, abrazandola por la cintura atrayendola cada vez más hacia el, y ella por su parte, rodeaba con sus brazos el cuello del youkai. Ese cálido y tranquilo roce de labios, adquiría cada vez más deseo y amor, tanto que no dudo en profundizarse

 

Mientras ellos estaban en lo suyo, un montón de chismosos veían con incredulidad la escena, la más desconcertada era Kagome, jamás se esperó tal forma de ser en Akari e Inu Yasha le seguía de cerca, desconcertado por la actitud de su hermano que siempre era frío y despota con los humanos

 

- Yo no sabía que ella estuviera lista para eso O///O – dijo Kagome con un tic nervioso

 

- Pero mira a Sesshoumaru, se suponía que el es indiferente a este tipo de situaciones O.O – dijo Inu Yasha con los ojos bien abiertos

 

- Es verdad, se supone que Sesshoumaru es un ser insensible y cruel OoO – dijo el houshi con una actitud de sorpresa

 

- No hablen asi del amo bonito, quizás no lo demuestre pero… - decía Jaken hasta ser interrumpido por la voz de Rin

 

- Pero Señor Jaken, el amo Sesshoumaru jamás se había comportado de esta forma, el amo Sesshoumaru está enamorado n.n – dijo Rin sonriente

 

- Pues creo que es cierto, por eso dicen que el amor cambia a las personas – dijo Sango bastante reflexiva

 

- Ay Miroku yo quiero ver que pasa – decía el kitsune quejandose, pues Miroku le habia tapado los ojos

 

- No Shippo, estas son cosas de adultos – dijo el Monje excusandose

 

- Pero Rin también es una niña – replicaba el zorrito

 

- Pero yo sé mas de estas cosas – dijo Rin sin apartar la vista de la pareja

 

- Bien esto lo decide todo – dijo Kagome poniendose de pie

 

- Que cosa decide qué? – preguntó el hanyu

 

- Cuando la batalla contra Naraku termine, Sesshoumaru tendrá que decidir si se convierte en un humano o permanecer como youkai – finalizó Kagome

 

- Es decir si ir con o dejar a Akari – dijo la exterminadora

 

- Ustedes saben que ella y yo no pertenecemos a esta época y tarde o temprano tendremos que regresar a nuestras vidas, si Sesshoumaru la quiere lo suficiente tiene que convertirse en humano – dijo Kagome

 

- Pero si el decide ser un youkai y Akari quiere permanecer aquí con el? – preguntó Rin

 

- Es verdad, qué pasaría entonces? – preguntó el hanyu que estaba dolido por las palabras de Kagome al decir saben “ella y yo no pertenecemos a esta época y tarde o temprano tendremos que regresar a nuestras vidas”

 

- No lo sé – dijo Kagome

 

- Dudo mucho que el amo Sesshoumaru piense convertirse en la raza que más detesta – puntualizó Jaken

 

- Silencio insecto – dijo el hanyu dandole otro golpe en la cabeza

 

- Shhhh… Silencio chicos, van a decirse algo – dijo el houshi

 

Akari y Sesshoumaru seguían abrazados, él apoyo su barbilla en el hombro de la joven

 

- Perdóname… pero ten bien presente que pase lo que pase siempre estaré a tu lado – le susurró al oído

 

- Sesshoumaru… - la joven sonrió correspondiendo a áquel abrazo, se sintió atrapada en la calidez de los brazos del dueño de su corazón que todas sus dudas y miedos empezaban a despejarse

 

Permanecieron abrazados durante un tiempo más, hasta que Sesshoumaru se aparto un poco para observar fijamente a Akari quien estaba ruborizada aun, esa expresión de ella le causo cierta gracia al youkai

 

- Qué haremos? – preguntó la joven

 

- Tu sabes que tengo que acabar con Naraku por lo que ha hecho – dijo seriamente el youkai

 

- Pero no quiero alejarme de ti – replicó dulcemente la joven

 

- Me dijiste que tu corazón me pertenecía así como el mío a ti no es verdad? – preguntó el youkai

 

- Sí pero…

 

- Nada de peros, sabes que no me gusta que me contradigan – dijo el youkai

 

- Ah si? – pregunto juguetonamente

 

- Si – asintió el youkai mientras que una leve sonrisa se aprisionaba de sus labios

 

- Bien lo aceptaré esta vez, sólo porque no quiero lastimarte – dijo dulcemente

 

Mientras ellos dos discutían aquellos planes, Inu Yasha se incorporó y comenzó a caminar hacia la aldea

 

- Inu Yasha a dónde vas? – preguntaron todos

 

- Feh! Sesshoumaru no se dio cuenta de nuestra presencia porque estaba ocupado en otros asuntos pero si se da cuenta de que lo estaban espiando los matará y yo no pienso meterme en una pelea que no provoque – dijo el hanyu cruzandose de brazos

 

- Espiabamos querrás decir ¬¬ - dijo Kagome

 

- El Señor Inu Yasha tiene razón, señor Jaken vayamonos de aquí – dijo Rin sin perder la sonrisa dibujada en sus labios por lo que acababa de presenciar

 

- Si Rin tienes razón, vayamos con Ah-Um – dijo Jaken corriendo tras de Rin que ya se habia perdido entre las sombras del bosque

 

- Bien vamonos – dijo el houshi

 

Asi todos retomaron los caminos de regreso, Inu Yasha fue el unico que se separó del grupo y fue hacia el árbol sagrado, sus pensamientos aun estaban en las palabras de Kagome, el lo sabía, algun dia regresaria a su epoca pero no se imagino cuanto le haria falta

 

- Kagome… - susurro el hanyu

 

- Inu Yasha… sabía que estabas aquí – dijo la miko

 

- Pero qué demonios haces aquí? Sabes que es muy peligroso que vengas tu sola además debiste haber esperado a Akari – dijo Inu Yasha

 

- Akari ya regreso a la aldea y vine a buscarte porque se que no te gustaría estar solito, anda baja y hablemos – dijo dulcemente

 

- Feh! – Inu Yasha bajo a regañadientes del árbol y se sentó a un lado de Kagome – de qué quieres hablar? – preguntó haciendose el indiferente

 

- Inu Yasha por qué… por qué estas tan cortante desde que llegamos? – preguntó Kagome

 

- Feh! No se de que hablas – negó el hanyu

 

- Anda dímelo, o acaso no me tienes confianza? – preguntó la miko viendolo fijamente

 

- No es eso… Es sólo que te irás cuando la batalla contra Naraku termine no es verdad? – preguntó el hanyu bajando la mirada

 

- Inu Yasha… tú sabes que esta no es mi época y prometí estar a tu lado siempre pero… debo volver, además tu te irás con kikyo – decía la miko mientras un dolor inmenso le embargaba el corazón

 

- Kagome yo… -  susurraba el hanyu, esta vez no tenía respuesta alguna para Kagome y eso le hacia sentir un gran pesar

 

- Inu Yasha olvidalo, olvida lo que acabo de decirte, son solo tonterias mias, será mejor que regresemos a la aldea o prefieres quedarte aquí? – preguntó la miko mientras le sonreía dulcemente

 

- Kagome… será mejor que nos vayamos – dijo el hanyu mientras que en pensamientos – Kagome, me gustaría seguir contigo por más tiempo pero… le debo mi vida a Kikyo

 

Pronto llegaron a la aldea y entraron en la cabaña, la miko habia observado el comportamiento del hanyu y este sin pensarlo, salió nuevamente de la cabaña en busca de respuestas, Kagome salió tras el

 

- Inu Yasha qué te pasa? – preguntó extrañada la chica al acercarse a el

 

Sin poder contener sus impulsos, Inu Yasha abrazó fuertemente a Kagome mientras que hundía su cara en los cabellos azabaches de la joven, esta por su parte sintió como una lagrima tras otra resbalaban sin control de sus mejillas y sin pensarlo dos veces, correspondió al abrazo del joven hanyu

 

- Quieres quedarte conmigo esta noche? – le preguntó el hanyu

 

- No tienes que pedirmelo – musito la miko

 

Dentro de la cabaña, una exterminadora se encontraba sumida en tristeza por su hermano, sintió como una lagrima recorría lentamente su mejilla, cerró los ojos un instante, quería olvidar todo aquello, de pronto sintió como el roce de la mano del monje Miroku le quitaba la lagrima que había acabado de salir, esta abrió rápidamente los ojos y se encontró con la sonrisa sincera de un monje, la cual le hizo olvidar sus preocupaciones por un momento pero ambos sintieron los pasos de dos personas, cerraron rápidamente los ojos al ver de quien se trataba

 

Inu Yasha y Kagome entraron en la cabaña, ella se había recostado en el hombro de Inu Yasha y este apoyaba su cabeza en la cabeza de ella. Con esto, Inu Yasha logro olvidarse de aquellas preguntas que le rondaban en la mente, y se dejo embargar por la calidez del cuerpo de la humana que se encontraba junto a el

 

Todos habian disimulado bien que se encontraban dormidos, Akari confirmó que sus sospechas eran ciertas acerca de las parejas que ya se habían conformado en el Inu - gumi pero sus pensamientos divagaban en un mirar dorado que la había enamorado y de la cual, estaba segura que era la unica dueña. Dio un largo suspiró y se quedo profundamente dormida al igual que lo hicieron todos que, uno por uno, fueron vencidos por el cansancio

 

En el bosque, se encontraba un joven youkai observando a la Luna, pensaba en lo sucedido apenas hace algunas horas, aun no comprendía bien tal manera de actuar de el, pero sin duda le había agradado probar los suaves labios de la chica que lo había cautivado. Se preguntaba porque con cada roce que tuviera con ella, sentía el deseo de estrecharla entre sus brazos, de hacerle saber cuan importante era para el pero lo que más le extrañaba era, que bastaba con un solo mirar de esas joyas esmeraldas hacia el, para hacerlo sentir inseguro, vulnerable y débil a la vez, pero debía admitirlo, sentir tal sensación le agradaba bastante. Fuese amor o no, de lo unico que podía estar seguro era de que por ahora la persona más importante para el era ella y que le agradaba sentir su respiración y escuchar los latidos de su corazón, que por primera vez, palpitaban al mismo compás que los de el cuando la miraba

 

Mientras ellos se encontraban durmiendo placidamente, en un lugar muy lejano, se encontraba un demonio, el cual les habia hecho caer en multiples trampas y les habia hecho sufrir lo inimaginable, este se encontraba observando a través del espejo de una de sus extensiones

 

- Kagura avísale a la sacerdotisa que mañana por la tarde le daremos una gran sorpresa a Inu Yasha y los demás, más vale que este preparada porque mañana será cuando yo obtenga el poder absoluto y ella obtenga lo que desea – dijo Naraku

 

- Como digas Naraku, iré en busca de ella – dijo Kagura perdiendose en la oscuridad

 

- Naraku qué piensas hacer? – preguntó Kanna

 

- Ya lo verás Kanna, esta visita alegrara mucho a Inu Yasha,además ya lo he dejado ser felices durante un buen tiempo, es justo que nosotros también nos divirtamos – dijo Naraku

 

Todos fueron presas del cansancio pero se encontraban pensando en lo que les depararía el futuro una vez que todo terminara, cuál sería el camino que tomarían, o mejor dicho cual sería la prueba que tendrían que afrontar.

 

Aunque ahora pensaban en el sentimiento que los había cautivado y que les invadía la sangre, sin duda eran momentos felices, pero no se imaginaban cuál era el tipo de trampa a la que se enfrentarían al día siguiente…

 

regresar a principal