Make your own free website on Tripod.com

Capítulo V: Miradas y acciones

 

- Viento Cortante!!! – dijo Inu Yasha agitando a Colmillo de Acero

 

            Mas de pronto, un centenar de espiritus se atravesaron entre Naraku e Inu Yasha recibiendo todo el poder del viento cortante protegiendo asi al malvado de Naraku

 

- Naraku maldito!!! Eres un cobarde!!! – exclamó Inu Yasha indignado

 

- Jajaja Inu Yasha es sólo que no tengo tiempo para jugar contigo, Kanna, Kagura encarguense de ellos, yo iré por lo que me pertenece – dijo Naraku triunfante

 

- Kagome, Anciana, Shippo vayanse de aquí y protejan a Akari, nosotros nos encargaremos de ellos, Naraku maldito a donde crees que vas!! Tu pelearás conmigo!! – dijo Inu Yasha interceptando a Naraku

 

            Cuando Inu Yasha se acercó a Naraku, la danza de las cuchillas de Kagura lo apartaron del camino de Naraku, lo cual le sirvió para ir en busca de Akari mientras Kagura se encargaba de Inu Yasha. Sango, Miroku y Kirara, por su parte, se hacían cargo de los espiritus de Naraku e Inu Yasha peleaba contra Kagura; Kagome, la Anciana, Akari y Shippo eran perseguidos por Naraku, Kanna, Kohaku y algunos demonios.

 

- Yo me haré cargo de ellos, Shippo, Anciana cuiden a Akari y no dejen que nada le pase – exclamó Kagome llena de valor

 

- No te preocupes Kagome, nosotros nos encargaremos – dijo Shippo dandole a Kagome una mirada de “tú puedes”

 

- Kanna encargate de Kagome junto con estos espiritus, yo iré tras la chiquilla – dijo Naraku maliciosamente

 

- Como digas – afirmó Kanna sin siquiera inmutarse

 

            Mientras Kanna se encargaba de Kagome, Kohaku, Naraku y algunos demonios más seguían en la persecución de Akari

 

- Shippo sigan adelante!! Yo me haré cargo de estos espiritus – exclamó la Anciana

 

- Está bien Anciana Kaede – dijo Shippo mientras algunas lagrimas resbalaban en sus mejillas

 

- Cuídese mucho Anciana – dijo Akari con mucha seguridad

 

            Así pues, Akari y Shippo siguieron corriendo, Naraku no le tomo mucha importancia a la Anciana y dejo que sus monstruos se encargaran de ella, realmente no sería tanto problema atrapar a Akari y si se podía, de una vez aprovecharía las circunstancias y acabaría con algunos obstáculos. Shippo y Akari corrieron lo más que pudieron hasta adentrarse en el corazón del bosque encantado

 

- Shippo creo que ya no nos siguen, que te parece si nos escondemos – dijo Akari observando a su alrededor

 

- Sí tienes razón, mira escondámonos alla – dijo Shippo señalando un gran árbol con un hueco en el fondo

 

            Los dos se metieron dentro del hueco, Naraku se percató de que ambos chicos se habían escondido en algún lugar del sitio, por lo cual fue inspeccionando, junto con Kohaku, cada lugar en el área. Cuando Kohaku y Naraku cada vez se acercaban más y más al árbol en donde Kagome y Shippo se mantenían escondidos, Shippo recordó las palabras de Kagome y sus demás amigos, “no permitas que la atrapen”, Shippo se armo de valor y miro a Naraku y Kohaku.

 

- Akari, cuando salga de aquí, ire contra Naraku y Kohaku, mientras aprovecha para escapar, al menos podré detenerlos hasta que te alejes de su alcance – dijo Shippo lanzandole una mirada fugaz a Akari

 

            En ese momento, Shippo salió de su escondite y cuando Naraku y Kohaku se percataron de su presencia, Shippo les lanzo algunos de sus trucos…

 

- Es la hora Akari, escapa!!! – exclamó Shippo

 

            Mientras Shippo distraía a Naraku y Kohaku, Akari salió rápidamente y huyó con la mirada sombría.

 

- Shippo cuidate mucho!!! – grito Akari mientras unas lagrimas salían de sus ojos esmeraldas

 

            Sin detenerse, Akari corrió a través del bosque, no miró atrás ni tampoco se dio cuenta de que había salido del bosque y ahora se encontraba en las afueras, ahí había un río y el anochecer ya no tardaría en llegar. Cuando se percato de aquello, sus ojos esmeralda divisaron a una niña pequeña de no más de 8 años que tomaba agua.

 

- Quién eres? – preguntó Akari desconfiando

 

- Hola mi nombre es Rin, cuál es el tuyo? – dijo Rin sonriente

 

- Me llamo Akari – dijo ella respirando profundamente pues aun seguia muy agitada por la distancia que habia corrido

 

- Pero por qué estas tan agitada? Además tu no eres de aquí verdad? – preguntó Rin interesada

 

- Es solo que escape de un tal Naraku y tienes razón yo no soy de esta epoca

 

- Ya veo, deberías descansar además si Naraku te persigue debes estar preparada, el es muy poderoso

 

- Rin qué haces? – dijo una voz imponente

 

- Señor Sesshoumaru, solo conversaba con Akari, la persigue Naraku sabe – dijo Rin como si aquello fuera lo más natural del mundo

 

            Cuando aquella sombra aparecio ante los tenues reflejos de la luna, Akari vio que aquel joven con esas ropas tan extrañas era además de todo muy atractivo pero su presencia causaba cierta frialdad. Cuando su vista fue subiendo poco a poco, se topo con una mirada, una mirada que ella conocía muy bien.

 

            El youkai miro con frialdad a la persona con la que Rin se encontraba hablando, pudo notar que aquella chica no emitia aroma alguno de humana y mucho menos de youkai o hanyu. Mientras su cuerpo era embargado por una sensación de paz, su mirada no pudo evitar toparse con unos ojos esmeralda que lo observaban fijamente, esa mirada tan penetrante e intensa, cuando recordo donde había visto aquella hermosa mirada, sintio como una sensación extraña le recorria las venas.

 

            Akari sintió su cuerpo estremecer al recordar de donde había visto esa mirada, esa mirada que por tanto tiempo le había inspirado miedo, pero que sin embargo, la había cautivado por su brillo especial la noche anterior. Continuo observando la mirada del youkai que de nuevo había emitido ese brillo, esa chispa que podía cambiar lo frío e indiferente de ese mirar.

 

            Sesshoumaru, pensaba para sí mismo en la mirada de la joven y también se preguntaba que era aquella sensación que le recorria la sangre y por que de pronto tenía ganas de sonreir, porque aquella chica lo había hipnotizado con tan sólo una mirada de esos ojos verdes como el bosque que se extendia a lo largo del Sengoku.

 

            Ambos rápidamente apartaron sus vistas y se limitaron a ver a la pequeña Rin, quien soltó una pequeña risita al ver la actitud de su amo para Akari y viceversa.

 

- Creo que aquí habrá algo – dijo Rin en susurro

 

- Dime quién eres tu? – preguntó Sesshoumaru

 

- Mi nombre es Akari y por lo que se tu nombre es Seshoumaru y también se que eres el medio hermano de Inu Yasha – afirmó Akari

 

- Cómo sabes eso? – preguntó el youkai fríamente

 

- Es porque lo conozco, no se si te hayas dado cuenta pero una presencia un tanto indeseable está aquí, es porque Naraku y todos ellos se encuentran aquí e Inu Yasha, Kagome y los demás estan peleando contra el y todo por mi causa, no es justo – dijo Akari bajando la mirada

 

- Por tu causa?

 

- Así es, Naraku busca algo que yo tengo y sinceramente no sé porque me sobreprotegen tanto, yo me valgo por mi propio poder, no tienen porque arriesgarse si yo podría haberle hecho frente sola – dijo Akari con un poco de coraje y rabia en sus palabras

 

            Cuando Sesshoumaru se percato de lo entrecortado de la voz de Akari, un impulso se estaba apoderando de el, deseaba con todo su ser consolar a aquella chica, haciendole sentir querida y acompañada. Pero hizo uso de todo su autocontrol para no hacerlo y seguir con su actitud

 

- Así que piensas que eres alguien con suficiente poder para derrotar a Naraku? Entonces por qué no lo hiciste? – preguntó Sesshoumaru arrogantemente

 

- Que por qué no lo hice? Tu por qué crees? Porque todos me decían “vete Akari vete, no dejes que Naraku te atrape” – dicho esto ultimo, unos pequeños cristales bajaron de su mirada y fueron acariciando sus mejillas

 

- Entonces no tienes tanto poder del que hablas, pero dime que eres? No desprendes ese aroma de lo humanos y tampoco tienes la presencia de un youkai o un hanyu

 

- Claro que tengo el suficiente poder y soy una humana

 

- Con que eres una humana, por tu bien te digo que me digas ahora mismo que es lo que busca Naraku de ti

 

- Qué busca de mi? Algo llamado el Cristal de las 1 000 Cenizas y sólo se que me necesita viva aunque no se para qué

 

- Entonces esto no es mi asunto, arreglatelas como puedas, demuestra el poder que según tu, dices tener

 

- Que me  las arregle como pueda? Qué crees que he estado haciendo toda mi vida?

 

- Cuidado humana, no me hagas perder la paciencia

 

- Ay no tengo tiempo para discutir contigo, además tengo asuntos más importantes que arreglar

 

- Ah si? Cómo cuáles?

 

- Como saber cómo demonios le hago para poder manejar mis poderes – dijo Akari fastidiada

 

- En eso yo podría ayudarte – dijo una voz entre los árboles

 

- Tú!!! Dime donde esta Shippo, qué le has hecho tu y Naraku – dijo Akari con desprecio y rabia

 

- El zorro está desmayado, Naraku se acerca, sólo he venido a decirte que tu podras sacar tus poderes mientras peleas, si quieres dominarlos tienes que practicar con todas tus fuerzas, tu tienes un don por lo que escuche de Naraku, puedes manejar cualquier arma a tu alcance o hacer una con tu propia energía, pero si haces lo ultimo, tendrás que saber como manejarlo, ahora debo irme, él se acerca – dijo Kohaku sombriamente

 

            Cuando Kohaku logro escabullirse entre las sombras de los árboles, Akari sentía como su cuerpo entero temblaba, sentía una presencia muy maligna y el hecho de no tener ninguna arma a su alcance la hacia temer aun más

 

- Gracias por tu ayuda – dijo en susurro – ahora manos a la obra, donde puedo encontrar un arco o una espada

 

- Señor Sesshoumaru, ayudémosla, al menos quedemonos con ella hasta que Inu Yasha o alguno de ellos aparezca – dijo Rin angustiada

 

- Rin esto no nos incumbe, vamonos – volvió a decir Sesshoumaru con su habitual frialdad aunque en el fondo deseaba ayudarle, por alguna extraña razon, a esa humana

 

- Pero señor Sesshoumaru – repitió Rin

 

- Amo bonito con que aquí se encontraba – dijo un Jaken exhausto

 

- Llegas tarde Jaken, ya nos vamos – dijo Sesshoumaru pasando junto a Jaken

 

- Amo bonito quien es esa chica? – preguntó Jaken con interés

 

- Eso no interesa, vamonos

 

            Mientras ellos comenzaban a alejarse, Akari encontro un arco, seguramente aquel chico lo habia dejado ahí para ella, pero entonces por que se encontraba sirviendo a Naraku. Sin dudar lo tomó y de pronto una presencia extraña se acercaba al lugar, era como si un mismo diablo se acercará

 

- Vaya vaya, con que aquí estabas – dijo una voz entre las sombras

 

- Naraku, dime que le has hecho a mis amigos? – dijo Akari desafiante

 

- Digamos que se encuentran ocupados con mis extensiones, ahora que estas sola, tú vendras conmigo – dijo Naraku con malicia

 

- Ni loca iré contigo – dijo Akari

 

- Señor Sesshoumaru, qué haremos? – preguntó Rin angustiada

 

- Nada, esto no es asunto nuestro, vámonos ahora – dijo Sesshoumaru secamente

 

- Naraku te propongo un trato, si me vences me ire contigo sin oponer resistencia, pero si venzo te iras de aquí junto con todos tus engendros, te parece? – dijo Akari sonriente

 

- Muy bien, veremos el poder del Cristal en la sangre de una humana – dijo Naraku triunfante

 

            Naraku fue tras Akari, quien no pudo reaccionar muy bien ante los movimientos de Naraku, ella no tenía flechas y pensó que había sido un error haberle propuesto tal cosa a Naraku. En ese momento es absorta de sus pensamientos pues había sentido una herida muy profunda en su brazo derecho…

 

……………………………………………………………………………………………………………………

 

- Ese olor es de sangre y viene de… Akari!! – dijo Inu Yasha alarmado

 

- Qué?? No puede ser, acaso Naraku ha dado con Akari?? – preguntó una angustiada Sango

 

- Inu Yasha ve rápido, Sango y yo nos encargaremos de Kagura y estos demonios – dijo el houshi

 

- Bien, haganse cargo – dijo Inu Yasha guardando a colmillo de acero

 

            Mientras Inu Yasha iba a través del bosque en ayuda de Akari…

 

……………………………………………………………………………………………………………………

 

- Jajaja, no pensé que fueras tan débil – dijo Naraku con una sonrisa maliciosa

 

- Esto… Esto aun no termina, toma esto – dijo Akari con un enojo tan grande que toda la tierra comenzo a estremecerse

 

            Jaken y Rin miraban con horror la escena que estaba sucediendo, de Akari, una gran energia comenzo a invadir su aura haciendola una presencia fuerte y sobre todo temible, Sesshoumaru no se había inmutado pero reconocía que esa humana no era común. Akari sintio recorrer por todo su cuerpo un escalofrio y de pronto sintio como de sus manos salía una descarga de energia muy poderosa que creyo que en ese mismo momento, todo su cuerpo estallaria. Esta energia fue liberada y se impactó directamente contra Naraku…

 

- No puede ser, el Cristal ha despertado – dijo Naraku admirando el aura tan poderosa que rodeaba a Akari

 

- Señor Sesshoumaru qué sucede? – dijo Rin tratando de mantener el equilibrio pues la tierra aun temblaba

 

- Esa chica, tiene un poder increíble – dijo Sesshoumaru sin apartar la vista de Akari

 

- Lo ves Naraku? Puedo ganarte – dijo Akari agitada

 

- Eso ya lo veremos – dijo Naraku soberbiamente

 

            De pronto, Naraku soltó su veneno y era bastante poderoso, Akari penso en Rin y convoco un campo de protección que envolvio a Rin, Jaken y Sesshoumaru, protegiendoles del veneno. Cuando este se disipo lo suficiente por el aura de Akari, esta dejo el campo y se dirigió con paso firme a Naraku, quedo a unos cuantos metros de el

 

- Naraku muere!! Flechas del Apocalipsis!!!! – dice Akari mientras un montón de flechas de fuego comienzan a salir del arco que tenía en la mano derecha

 

- No puedo creerlo, esas flechas que salen de su arco no son más que su energía o deberia decir la energia del fragmento y el cristal fusionados – dice Naraku sorprendido

 

            Naraku no logró esquivar todas las flechas, su cuerpo había sido partido y solo quedaba su cabeza y una parte el cuello a la espalda. Sin embargo, un número considerable de espiritus se lo llevaron de ahí y no sin antes, dándole una advertencia a Akari…

 

- Ahora deseo más el poder de tu sangre, nos veremos más pronto de lo que imaginas Akari – dijo Naraku con una gran sonrisa

 

            Cuando Naraku se marchó, el aura que rodeaba a Akari se desvaneció y ella cayo de rodillas, respirando agitadamente

 

- Maldición, ese maldito salió con vida – dijo Akari tratando de respirar

 

            Akari cayo desmayada segundos después, Sesshoumaru, Rin y Jaken, que habían visto todo lo ocurrido vieron como se desvanecía el aura de la chica y se acercaron solo un poco a ella, mientras que Sesshoumaru veía al cielo.

 

-  Esa chica, es verdad, tiene mucho poder dentro… pero me preguntó como la utilizará Naraku si algún día logra llevársela – pensaba Sesshoumaru

 

- Señor Sesshoumaru ayudémosla o al menos quedemonos con ella hasta que Kagome llegue, Akari nos protegió y aunque se que no nos haría daño ese veneno de todas maneras le agradezco ese acto – dijo Rin con preocupación

 

- No te preocupes Rin, no necesito ayuda – dijo arrogantemente Akari

 

- Dudo mucho que en el estado en que te encuentras puedas apenas ponerte de pie y mucho menos enfrentar a Naraku si regresa – contestó Sesshoumaru

 

- Claro que puedo además conmigo basta, no necesito la ayuda de nadie, yo sola puedo ponerme de pie

 

- Entiende – dijo el youkai impaciente mirando a los ojos a Akari y en esa mirada puede sentir como Akari había cambiado su mirar tranquilo al mirar soberbio y desafiante

 

- Entiende tú, no necesito nada de nadie

 

- Entonces ponte de pie

 

- Qué crees que hago? – mencionó sarcásticamente - Oh no puede ser, más de sus monstruos, acaso ese maldito no se cansa

 

            Un centenar de espiritus se estaban aproximando al lugar en donde Akari y Sesshoumaru se encontraban

 

- Malditos – exclamó Akari enfurecida poniendose de pie

 

De su mano izquierda salio un destello rojo que al ser lanzado adquirio la forma de una flecha, una flecha bastante grande que, sin hacer contacto alguno con los demonios, los acabo sin dejar rastro de ellos

 

- Lo ves? Me he puesto de…

 

            Akari no alcanzo a terminar la frase pues volvió a caer desmayada, después de utilizar tanto poder, su cuerpo y mente estaban totalmente cansados, ella había utilizado más poder del que se hubiera imaginado que utilizaría en toda su vida

 

- Amo bonito qué piensa hacer? – preguntó Jaken

 

- Nos quedaremos aquí – dijo Sesshoumaru fríamente mientras que en pensamientos – Esta chica no es humana ni un youkai o hanyu y aunque tiene una presencia sobrenatural y poderosa, necesita controlar la energía que expulsa cuando se enfada o libra una batalla –

 

……………………………………………………………………………………………………………………

 

Mientras Akari aún se encontraba desmayada, en el bosque, Inu Yasha y compañía ya habían encontrado a Kagome quien sólo se encontraba desmayada, al reaccionar se da cuenta de que Akari no estaba con ellos y se dispone a correr en dirección a la que había visto alejarse a la Anciana, Shippo y Akari

 

- Kagome espera!! – grita el hanyu

 

- Creo que esta muy preocupada por Akari como para escucharte Inu Yasha – dice Sango

 

- No lo sé pero me parece demasiado extraño que Kagura y todos los demas montruos se alejaran del lugar – dice el houshi pensando

 

Al poco tiempo se topan con una aturdida Anciana quien se encontraba levemente herida, Kagome les había ordenado a Sango y Miroku que se encargaran de la anciana mientras ella buscaba a Akari y a Shippo, por ordenes de Inu yasha, había subido a su espalda y ahora iban a mayor velocidad… Varios minutos después, Kagome encontro a Shippo desmayado y lo acogió entre sus brazos, la preocupación por Akari crecía aun más en ella…

 

- Akari… Y si Naraku logro llevarsela? – decía Kagome con culpa

 

- No pienses eso, pero hay algo extraño por aquí, puedo percibir el olor de Sesshoumaru – dijo Inu Yasha pero en pensamientos – No puedo detectar el aroma de Akari, cuando la conocí tampoco pude detectar su aroma, espero que este bien si no Kagome se pondrá muy triste

 

- No me lo voy a perdonar si ese maldito se la llevo, ojalá este bien – sollozaba Kagome

 

……………………………………………………………………………………………………………………

 

Mientras ellos se dirigían al río, Akari estaba despertando lentamente…

 

- Ay me duele todo ToT, pensé que sólo había sido un sueño mío pero dónde está Kagome? Cierto, tengo que ir a buscarla – dijo Akari incorporandose

 

- No no espera qué haces? No estas en condiciones de ponerte de pie – decía Rin preocupada

 

- Pero tengo que buscar a Kagome – decía Akari muy angustiada

 

- Pero…

 

- Rin déjala, si dice ser poderosa entonces debe aprender a ser fuerte y soportar el dolor – decía el youkai

 

- Vaya vaya, al fin concuerdo contigo, ahora si me disculpan debo irme – dijo Akari poniéndose de pie pero en cuanto hizo eso… - Ayyyy me duele mucho mi cuerpo – dijo antes de caer de rodillas pues su cuerpo estaba terrible por dentro

 

- Akari… - dijo Rin en susurró

 

- No, no no me voy a dar por vencida – dijo Akari decidida

 

            Rin la veía con mucha preocupación y Jaken solo se admiraba de la gran fuerza que emitía aquel ser, Sesshoumaru por su parte solo la observaba con una actitud de indiferencia pero en su mente, recordaba aquella imagen, lo que le había pasado al igual que Akari hace mucho tiempo…

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ Flash Back ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

¿?: Vamos Sesshoumaru levántate!!! El heredero de mis tierras no debe mostrar debilidad

 

- Lo intento padre pero ya no puedo más – decía Sesshoumaru débilmente

 

- Vamos Sesshoumaru, muestra el poder de tu sangre – dijo Inutaisho imponentemente

 

- Pero padre, usted no me dice cómo hacerlo, no me dice cómo levantarme si he perdido – decía Sesshoumaru mientras unas lagrimillas salían de sus dorados ojos

 

- Sesshoumaru quiero que siempre tengas presente que la batalla se dará por terminada si desistes, mientras sigas de pie siempre tendrás la esperanza de no caer de nuevo y si lo hicieses, una vez más te levantarías por la sed del triunfo, ahora ponte de pie!! – dijo Inutaisho

 

            Con un gran esfuerzo, Sesshoumaru logró ponerse de pie y su mirada lucía satisfecha mientras que la de su padre se mostraba orgullosa de su hijo, no por el hecho de que no cayera o se rindiera, simplemente sonreía por el hecho de ver crecer tanto a su hijo…

 

- Padre lo logré!! – decía felizmente Sesshoumaru

 

- Bien hecho, hijo – afirmaba orgulloso el youkai

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ Fin Flash Back ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

 

- Casi lo logro, pero porque no puedo ponerme de pie? Por favor tengo que buscar a Kagome – decía Akari seriamente

 

            Mientras Akari se encontraba resolviendo sus problemas, no se percató de que los ojos fríos de un youkai, habían cambiado a unos melancólicos y preocupados que eran dirigidos únicamente a ella…

 

regresar a principal