Make your own free website on Tripod.com

Capitulo III: La aparición de un hanyu y un secreto revelado

 

Mientras que todo lo anterior sucedía en el Sengoku, en la época actual, Kagome y Akari habían llegado al Templo justo a tiempo para la comida.

 

- Mamá!!! Ya llegamos – decía dulcemente la chica de cabello azabache

 

- Tía, buenas tardes, perdónenos la tardanza – dijo tímidamente Akari

 

- Akari, hija pasen, no tardaron mucho y llegan justo a tiempo para la comida, vengan al comedor, todo está listo ^o^ – dijo dulcemente la señora

 

            Akari y Kagome se apresuraron a llegar al comedor, cuando llegaron a el, Akari se sorprendio al ver que el lugar estaba lleno de globos, serpentinas y demás decoraciones, justo en frente de donde estaba ella, había un gran cartel con unas hermosas letras rojas intensas que decía “Feliz Cumpleaños Akari”. Justo cuando ella se adentro a la estancia.

 

Todos: Sorpresa!!!

 

- Akari linda, como sabíamos que hoy era tu cumpleaños, decidimos hacerte una fiesta sorpresa y Kagome nos hizo el favor de distraerte un poco mientras arreglábamos todo esto – decía la voz maternal de la madre de Kagome

 

- Tía muchas gracias, no tenían que molestarse – decía Akari apenada

 

- No fue una molestia querida sobrina, además de todo eres una chica muy especial para los Higurashi – dijo el abuelo de Kagome

 

- Bueno prima, yo quería darte este obsequio, espero te la pases muy bien y felicidades!!! – dijo Souta entregándole a Akari un gran obsequio envuelto en papel rojo intenso y con pequeños destellos de rayos blancos

 

- Muchas gracias Souta

 

- Querida Akari, como sacerdote de este templo, me permito regalarte estos talismanes purificados con mis bendiciones en tu favor – saca 4 talismanes – este es para el amor – le coloca en el cuello una joya blanca – este es para la salud – dice colocándole una cadenita con una especie de cuarzo rosado – este es para la tranquilidad – le coloca otro collar pero con una especie de roca verde azulada – y por ultimo este es para la valentía – dijo por ultimo colocándole una joya rojiza

 

- Muchas gracias abuelo ^ ^, estoy segura de que me servirán, además no estoy muy bien que digamos u.u

 

- Pero qué dices? Llevas una vida normal sin complicaciones, que más desearía yo u.u – dijo Kagome con aires de preocupación

 

- Precisamente eso es lo que no me gusta, una batalla o alguna lucha contra algún rival poderoso me caería de maravilla para romper con la normalidad – decía Akari

 

- Una lucha por tu vida? Dímelo a mí, eso hago todos los días u.u – dijo Kagome dejando a Akari un poco pensativa

 

- Lo dices por tus enfermedades verdad Kagome? Entiendo, cada que te enfermas de gravedad luchas por tu vida – dijo comprensivamente Akari

 

- Sí claro (en pensamientos “si supieras a lo que me refiero u.u’)

 

- Bueno ahora es turno de mi regalo – dijo la Madre de Kagome sacando sorpresivamente una pequeña cajita que le entrego a Akari

 

- Gracias tía – al abrirlo, Akari se encuentra en la cajita un hermoso dije en forma de corazón, al abrirlo, se encuentra la foto de su madre y su padre junto a ella, pero le extraño ver que del otro lado, no había ninguna foto o imagen

 

- Antes de morir tu madre me dijo que te diera esto cuando estuvieras lista, también dijo que en el lugar donde no esta la otra fotografía, sería el lugar en el que pondrías a tu verdadero corazón y tarde o temprano sabrías a lo que se refería – exclamó extrañada la madre de kagome

 

- Ya veo, tía muchísimas gracias por dejarme este recuerdo de mi madre  n.n

 

- No tienes de qué agradecerme querida, ahora va mi verdadero regalo – dice la Madre de Kagome sacando un obsequio envuelto en una caja con adornos en lilas y rosados – anda ábrelo

 

            Al abrir el obsequio con mucho cuidado y ve dentro de el una laptop.

 

- Tía no debio de haberse tomado esta molestia de seguro fue bastante caro y además…

 

- Akari no te preocupes, además de todo eres la hija de mi hermana y me recuerdas bastante a ella así que no lo tomes como una molestia ^o^

 

- Muchísimas gracias tía!!

 

- Ahora es tiempo de mi regalo, iré a traerlo, se encuentra en mi habitación – aseguró Kagome

 

- Está bien hija, mientras comenzaré a servir el ramen que preparé

 

            Mientras la Madre de Kagome ponía los cubiertos y los platos sobre la mesa, Kagome se apresuró a subir a su habitación. En su cama se encontraba un lindo obsequi forrado con papel en tonos vino tornasol. Lo tomó rápidamente y se dispuso a bajar con el.

 

- Kagome Qué llevas ahí? – dijo una misteriosa voz a través de su ventana

 

- Inu Yasha qué haces aquí? Te dije que regresaría en una semana y sólo han pasado 2 días!! – exclamo Kagome alterada

 

- Feh! Vaya forma de recibimiento, yo vine hasta aquí para decirte algo muy… ese olor es de… ramen!!!

 

- Inu Yasha nooo!!! Espera hay visitas – Kagome también bajo tras Inu Yasha con el regalo en brazos

 

            Inu Yasha no escucho lo que había dicho Kagome pues había bajado como un perro tras su comida. El olor de su platillo favorito estaba en dirección a la cocina así que se apresuró a pasar. Cuando llega a la puerta que conducía al comedor, pasa y se topa con los miembros de la familia reunidos en la mesa y con el ramen siendo sacado del horno por la madre de Kagome

 

- Inu Yasha O.o – susurró entrecortadamente Kagome

 

- Kagome quién es el? Por qué tiene orejas de perro? Y además que significa su extraña vestimenta? ^o^ – preguntó Akari con naturalidad pues presentía que no había mayor problema

 

- Qué? Ahh pues su nombre es Inu Yasha y es mi amigo, y en cuanto a sus orejas pues… ah es verdad, toma Akari, este es mi obsequio – dijo entregandole a Akari el pequeño obsequio

 

            Dandole menos importancia al hecho, Akari acepta el regalo de Kagome y comienza a abrirlo, dentro de el se encontró con un precioso brazalete color plateado y con brillantes verde intenso al igual que el tono de sus ojos. Lo que más le llamo la atención del brazalete eran las runas grabadas en él pero no le tomó mayor importancia

 

- Espero te haya gustado – dijo tímidamente Kagome

 

- Bromeas? Me encantó!!!

 

- Jajaja qué bien prima, es que recordé la última vez de tu visita y ese día me habás enseñado el brazalete así que me decidí a comprártelo

 

- Muchísimas gracias Kagome

 

- Bueno que les parece si comemos?

 

Todos: Siii

 

            Dicho esto la Mamá de Kagome comenzó a servirles a todos inclusó a Inu Yasha, Akari se acordó de su presencia y volvió a tomarle importancia.

 

- Así que tú eres Inu Yasha, eres un nuevo amigo de Kagome verdad?

 

- Qué? Ah sí

 

- Vaya, y hace cuánto la conoces? Yo no te había visto nunca por aquí

 

- Pues hace más o menos 6 meses y sólo vine por unos asuntos urgentes

 

- Ya veo y cómo es que la conociste?

 

- Por qué haces tantas preguntas? ¬¬

 

- Vaya que carácter te traes pero en fin

 

            Todos estaban comiendo muy a gusto y Souta platicaba con Akari mientras que Inu Yasha no tardó en terminarse la porción de ramen que le habían servido, la madre de Kagome muy amablemente le sirvió más. Cuando todos quedaron satisfechos, Kagome se levanto y se dirijió hacia su madre pero cuando vio que Akari ponía mucha atención en sus palabras decidió utilizar un pequeño pretexto.

 

- Mamá voy a subir con Inu Yasha a mi habitación vino por unos asuntos de la escuela

 

- No te preocupes hija, yo me encargó de levantar los trastes, no tarden mucho porque pronto partiremos el pastel

 

- Sí Mamá

 

            Kagome se dirigió a su alcoba junto con Inu Yasha, mientras que Akari platicaba muy animadamente con su abuelo y Souta, pues discutían acerca de la magia antigua.

 

- Abuelo insisto la magia antigua fue prohibida en estas épocas por el miedo a su poder

 

- Akari no es por llevarte la contraria pero yo pienso que los datos de la magia antigua se perdieron con el ultimo descendiente de esa familia

 

- Abuelo Akari tiene razón pero además de todo pienso que fue mejor así

 

            Cuando Kagome e Inu Yasha entraron en la habitación, Kagome tuvo que hacer uso de todo su autocontrol y no gritarle a Inu Yasha un osuwari.

 

- Bien Inu Yasha dime a qué se debe que hayas venido a mi casa y más que nada de sorpresa? –dijo Kagome

 

- Kagome no vine por mi gusto, los muchachos y la Anciana Kaede me dijeron que viniera a decirte algo muy importante que sucedió esta mañana

 

- De qué se trata? Esta bien Sango y la Anicna?

 

- Si, ellos están bien pero en la aldea un monstruo llegó a atacar la aldea y….

 

            Mientras Inu Yasha le explicaba a Kagome lo sucedido en la aldea, el ocaso había llegado muy pronto y el cielo dibujaba nubarrones anaranjados y rosas en el firmamento, las primeras estrellas estaban haciendo ya su aparición. En el patio estaban Akari y Souta jugando basket ball justo enfrente de el árbol sagrado.

 

- Oye Souta por que el amigo de Kagome tiene orejas de perro y usa esa extraña ropa? – preguntó Akari mientras anotaba una canasta de 3 puntos

 

- Pues… es porque le gusta llamar la atención de mi hermana n.n’

 

- O sea que le gusta? ^o^

 

- Algo así o.o – dijo Souta sorprendido

 

            Sin embargo en la habitación de Kagome las cosas se estaban poniendo muy tensas pues Inu Yasha había terminado la historia y Kagome ya no aguantaría por mucho tiempo la frustración que llevaba dentro.

 

- Qué dices? No puede ser!!! Sabes cuantas cosas tenemos que investigar? Hay muchas personas en toda la región además de todo ni siquiera saben la edad exacta de el dichoso portador

 

- Feh! Pues simple sólo tendrás que rastrear algún fragmento de la perla así llegaremos con el dueño ¬¬

 

- Inu Yasha se supone que por la opinión de Sango, el Cristal aún no se ha fusionado con la esencia del fragmento y según Naraku al parecer el Cristal no desea ser encontrado aún

 

            En ese momento comienza un temblor bastante fuerte, Akari y Souta que se encontraban afuera fueron sorprendidos por la sacudida y cayeron sentados en el suelo.

 

- Pero qué pasa? – dijo Akari sin perder la tranquilidad de su rostro

 

- Es un terremoto!! – gritó Souta

 

- Vayamos a refugiarnos en aquel templo podría ser peligroso quedarnos aquí – dijo Akari señalando el templo donde se encontraba el pozo

 

- No espera Akari!! A ese no – dijo Souta caminando detrás de Akari

 

            A grandes zancadas, ambos logran llegar al templo y se refugian dentro. De pronto, el terremoto cesa.

 

- Huele a… un demonio!! – dijo Inu Yasha alarmado

 

- Qué? Oh no Souta y Akari están afuera, pude verlos por la ventana mientras corrían

 

            Mientras Inu Yasha y Kagome se dirigen rapidamente hacia el árbol sagrado. Un gran monstruo con apariencia de araña gigante apareció por debajo de la tierra y ocurrió lo mismo que en la aldea, parecia que estuviera buscando algo.

 

- Dónde está? Puedo sentirlo claramente pero no lo puedo ver – dijo el monstruo moviendo sus enormes fauces

 

- Souta qué es eso? O.o – dijo Akari pero esta vez la tranquilidad se había esfumado de sus pensamientos y su mirada esmeralda se encontraba observando con horror la forma de aquel monstruo

 

- Es un monstruo!!! – dijo Souta con horror

 

- Que genial, Souta debemos ocultarnos más, muévete y por favor no se te ocurra gritar – advirtió Akari

 

- Es…tá bie..n – dijo Souta petrificado del horror

 

            En ese instante, el monstruo se detuvo en seco y contemplo hacia donde se encontraban Souta y Akari

 

- Puedo sentir el Cristal está en esa choza – dijo el monstruo

 

- Toma maldito monstruo!! Viento cortante!! – dijo Inu Yasha agitando su espada

 

            En ese instante,  Inu Yasha había llegado a tiempo, pero el monstruo había reaccionado a tiempo y se oculto bajo tierra.

 

- Akari, Souta dónde están? – preguntó Kagome angustiada

 

- Souta mira es Kagome, vamos con ella – dijo Akari entusiasmada

 

- Sí

 

            Akari sale del templo junto con Souta y corren hacia Kagome mientras que Inu Yasha intentaba predecir por dónde saldría esta vez, hasta que empieza de nuevo un terremoto pero Inu Yasha pierde el equilibrio y el demonio aprovecha la oportunidad para salir de la tierra

 

- Ahí está!!! – dice el demonio y se dirige rapidamente hacia donde Kagome y los demás chicos se encontraban

 

- Kagome!!! Cuidado va por ustedes!!! – dijo Inu Yasha incorporandose rápidamente y corriendo velozmente hacia ellos

 

- Qué??? – dice Kagome sorprendida

 

            De la nada, sale el demonio bajo la tierra e intenta atacar a Kagome quien tenía detrás de ella a Akari y a Souta, pero es interceptado a tiempo por el Colmillo de Acero de Inu Yasha

 

- Kagome qué sucede? Por qué tu amigo sostiene tamaño espada? – preguntó Akari con gran interés

 

- Hermana tengo miedo – dijo Souta temblando

 

- Tranquilícense todo estará bien – dijo Kagome con una voz cálida abrazando a ambos chicos

 

- Apartate híbrido yo pude percibir el Cristal primero, alejáte – amenazó el demonio

 

- Qué dices? Dime dónde está? – dijo Inu Yasha aferrandose aún más a Colmillo de Acero

 

- Claro si eres un híbrido no puedes sentir la presencia del Cristal aunque lo tengas frente a tus propios ojos

 

- Quieres decir que uno de ellos lo tiene?

 

- No tengo por qué decirtelo híbrido

 

- Ah no? Entonces toma esto!!! Garras de Acero – dijo Inu Yasha abalanzandose hacia el monstruo quitandole de un solo golpe dos pares de patas

 

- Aghh!!! Maldito mocoso, te lo diré, siento la presencia del Cristal en dirección a aquella chica de cabello café, ahora me voy por el !!!!! – dijo el monstruo que intentaba escurrirse bajo tierra

 

- Maldito gusano muere!!! Viento cortante!!! – al decir esto Inu Yasha agito a Colmillo de Acero produciendo el viento cortante y terminando así con la vida del monstruo

 

- Lo lograste Inu Yasha – dijo animadamente Kagome

 

- Feh!! Por supuesto Kagome con quien piensas que hablas? Pero he descubierto quien es el portador del Cristal, más bien quien es la portadora del Cristal – dijo el hanyu lanzandole una fugaz mirada a Akari

 

- Inu Yasha eso… eso no puede ser… debe haber un error… Akari no puede ser la portadora, es decir no está preparada para eso – exclamó Kagome sollozando

 

- Sólo hay una manera de asegurarnos – afirmó Inu Yasha

 

- Te refieres a que le de un fragmento de la perla? Inu Yasha no sabemos que pasaría con ella si en verdad es la portadora, es decir no sabemos que ocasionará si se fusiona con el fragmento – dijo Kagome enfurecida

 

- Kagome si resulta ser ella, Naraku vendrá y lo descubrirá por su cuenta, es mejor que nos aseguremos desde ahora o sino correría un mayor riesgo

 

- Creo que… tienes razón

 

- Souta entendiste algo de lo que dijeron??? o.o, Souta??

 

- ……..

 

- Souta cómo es posible que te hayas desmayado? Tu no tienes remedio ú.ú

 

- Akari puedes venir un minuto? – dijo entrecortadamente Kagome

 

- Claro Kagome ^o^, Kagome viste el tamaño de esa criatura??? Era grandísimo y tu amigo vaya, es increíble n.n

 

- Akari quiero que tomes esto y lo aprietes fuertemente – dice Kagome entregandole uno de los fragmentos de la perla

 

- Claro pero qué es? – dijo Akari tomando el fragmento entre sus manos

 

            Cuando Akari toma el fragmento entre sus manos, las hojas de los árboles comienzan a balancearse suavemente como si una presencia se acercará. El cielo que ya se había obscurecido totalmente, comenzo a desarrollar extraños nubarrones en tonos violáceos y segundos después, el fragmento de la perla comenzó a dar unos pequeños destellos pero segundos después todo aquello se calmo y el fragmento dejó de emitir luces

 

- Kagome qué fue lo que sucedió? Es decir por qué ocurrió todo esto? – preguntó Akari tranquila

 

- Eso que acaba de pasar se debe a que llevas contigo un fragmento pero no se te incrustó nada y el fragmento no desapareció!!! Lo ves Inu Yasha? Ella no es la portadora ^o^ - exclamó contenta Kagome

 

- Kagome con que la haya tocado no significa que ya se fusionaron además tu misma sentiste como se acercaba una presencia

 

- Pues entonces cómo quieres que lo averiguemos? ToT – gritó Kagome sollozando

 

- Kagome no te pongas así

 

- Pues entonces cómo quieres que esté!!!! ToT

 

- Souta tenías razón, ambos se gustan y no se han percatado de ello ^o^ - dijo Akari feliz dirigiendole una mirada a Souta que seguía desmayado

 

- Kagome lo mejor será que nos llevemos a Akari al Sengoku, seguro que la Anciana sabrá que hacer

 

- Quizás tengas razón Inu Yasha, pero primero debo explicarle muchas cosas a Akari y también debo preparar el equipaje de ambas

 

- Kagome… pero qué pasará con tus exámenes??? – preguntó el hanyu

 

- Tonto mi familia es más importante que eso!!!! – afirmó Kagome ligeramente irritada

 

- Está bien pero no te enojes!!! o.o

 

- Ven Akari tenemos mucho que hablar y mucho que empacar u_uu

 

- Sí Kagome pero qué pasará con Souta? El aun sigue desmayado

 

- Yo lo subiré

 

- Bien Inu Yasha pero tú también subirás a mi habitación así apoyarás mi historia

 

- Sí ya lo sé ¬¬

 

            Así ambas chicas y el hanyu perdieron sus reflejos de expectación al ser reflejados por varias luces de lámparas prendidas, la madre de Kagome había comprendido perfectamente la situación por la explicación de Kagome y había ido a comprar algunas provisiones para el viaje. Cuando Inu Yasha dejó a Souta en su habitación, se dirijieron a la habitación de Kagome dispuestos a aclarar la situación……………………

regresar a principal