Make your own free website on Tripod.com

Capítulo 5: un pequeño youkai, Shippo

 

Los youkais ya se habían alejado bastante de la zona, por lo que todos estaban un poco asustados o por lo menos preocupados. Sesshoumaru aun estaba sin palabras a lo que había sentido, mientras que Inuyasha...

 

Sesshoumaru: Inuyasha...

Inuyasha: ....

Sesshoumaru: Inuyasha!

Inuyasha: eh? Que pasó?

Sesshoumaru: parece que estabas en otro mundo, sentiste lo mismo que yo, esa presencia, de esa chica?

Inuyasha: si... pude sentirlo, parecía el de la Shikkon no tama.

Sesshoumaru: será mejor que se lo hagamos saber a nuestro padre(olfatea un poco) de nuevo ese olor...

 

El youkai por eso estaba un poco perdido, ese olor parecía aturdirlo, era tan dulce, tan intenso, ese hipnotizante olor a jazmines no lo dejaba en paz. A pesar de todo eso, Inuyasha no encontraba la razón por la cual no había matado a esa chica cuando había tenido la oportunidad perfecta, seguía pensando una y otra vez mientras que ese olor a jazmines no lo dejaba en paz.

 

Todos los youkais siguieron su camino hasta llegar al castillo, ahí Inutaisho y el ser con la piel de mandril los estaban esperando.

 

Inutaisho: pero que fue lo que pasó?

 

Los dos youkais hacen una reverencia y bajan su cabeza, como mostrando que había perdido la batalla.

 

Sesshoumaru: lo sentimos mucho padre, demo...

Inuyasha: esos humanos...

Inutaisho: no me digan que volvió a pasar lo mismo?

Inuyasha: sentimos cerca la presencia de la Shikkon no tama

Sesshoumaru: y es de nuevo de esa misma mujer que estuvo a punto de herirme.

 

En efecto, la mujer a quien se referían era nada mas y nada menos que Kagome.

 

¿?: así que... esa mujer de nuevo, ne?

Inutaisho: ser, acaso sabes algo de esa humana?

¿?: puede ser y no puede ser, solo puedo decir que es la hija del terrateniente que posiblemente tiene en su poder el Shikkon no tama.

Inuyasha: ahora que lo recuerdo, cuando sucedió eso... pude darme cuenta que cerca del área de la batalla un aura apareció...

¿?: pueda que sea la Shikkon.

Inutaisho(oliendo): ese olor...

¿?: que es lo que tiene pensado hacer, amo?

Inutaisho: Sesshoumaru...

Sesshoumaru(con los brazos cruzados): ni lo pida padre.

Inutaisho: en ese caso, creo que Inuyasha sería la persona correcta.

Inuyasha: nani?

¿?: ah, si opino lo mismo que usted.

Inutaisho: necesito saber con precisión donde se encuentra la joya.

Inuyasha: pero...

Inutaisho: se que tienes la habilidad de transformarte en humano al grado de que no descubran tu presencia de youkai.

¿?: eso parece una muy buena idea.

Inuyasha: PERO QUE COSAS SE LES HA OCURRIDO! COMO QUE REBAJARME A UN HUMANO???

Sesshoumaru: por desgracia yo no puedo hacerlo, tengo cosas mas importantes..

Inutaisho: no te preocupes hijo, tu misión es solo averiguar en donde está exactamente la Shikkon no tama... además tienes que acabar con esa familia...

Sesshoumaru(pensando): pero que es lo que trama nuestro padre...?

Inuyasha: eso, es todo?

Inutaisho: si, y regresa aquí cuando ya tengas la Shikkon...

Inuyasha: de acuerdo, iré...

 

De esa manera, Inuyasha sale de la sala dejando solo a su padre, su hermano y el ser de la piel de mandril.

 

Sesshoumaru: crees que pueda lograrlo?

Inutaisho: se que tu hermano no nos va defraudar...

¿?: si tanto piensa que en eso... que mejor mandar a una de mis ayudantes... Kagura, por favor...

Sesshoumaru(sorprendido y pensando): pero, nunca pensé que tuviera ayudantes... no sé porque pero no confío en este sabio.

 

Cuando el ser menciona ese nombre, un pequeño torbellino negro se forma enfrente de ellos de manera que forma a una mujer de yukatas coloridas cabello corto y ojos rojos como la sangre, en sus manos tenía un abanico lo cual abre y oculta un poco su rostro.

 

¿?: ella es Kagura, su magia se basa en el viento... ella sería la guardiana de Inuyasha.

Kagura(haciendo una leve inclinación): es un honor estar enfrente de ustedes...

Sesshoumaru: ...

Inutaisho: por lo que veo, tus poderes han estado aumentando.

¿?: si, pueda que tenga razón.

 

Kagura cuando ve a Sesshoumaru, los dos se miran seriamente y luego la mujer sonríe pícaramente y al mismo tiempo ocultaba su boca por el abanico.

 

Kagura: que es lo que puedo hacer, por ustedes?

Inutaisho: ve y sigue a Inuyasha, para que haya problemas...

Kagura: entiendo, parto en este mismo momento,

 

La mujer también se retira del lugar pero Sesshoumaru la sigue viendo extraño, él realmente no parecía estar muy conforme a las decisiones que Inutaisho había tomado, ese ser extraño de pronto había aparecido en una ocasión en las tierras de ellos, Inutaisho le tuvo compasión y lo nombró como su consejero... cosa que a los dos hermanos no les había gustado mucho al principio porque siempre desconfiaban de él...

 

Se podía ver que a las afueras del castillo Inuyasha ya se había transformado, a simple vista no se notaba que era un youkai porque sus cabellos en vez de ser plateados se habían vuelto negros azabaches, sus tiernas orejitas habían desaparecidos por lo que toman una apariencia humana. Sus garras también habían desaparecido y sus bellos ojos dorados habían cambiado a un tono café. Además de cambiar apariencia, también había cambiado sus ropas; ya que estas eran idénticas a las de su hermano, pero ahora tenía una vestimenta roja(la siempre usa, en la serie ^_~).

 

Inuyasha ya salía del lugar y de igual forma en su cintura llevaba su fiel colmillo de acero, comienza a caminar lentamente por los bosques... no pasa mucho cuando de repente siente una presencia, no estaba solo... el youkai(ahora convertido en humano) desenvaina su espada y se pone en posición de ataque.

 

Inuyasha: se que alguien está aquí... vamos! No seas cobarde y sal a la luz!

 

En efecto, en ese instante Kagura hace su aparición...

 

Kagura: por lo que veo, a pesar de haberte convertido en humano puedes escuchar.

Inuyasha: quien eres?

Kagura(sonriendo): perdón por mis malos modales, príncipe Inuyasha.. soy Kagura y vengo en nombre del señor Inutaisho.

Inuyasha: feh! se puede saber el porque me andas siguiendo?? Es molesto sentir tu presencia desde hace rato.

Kagura: su padre optó que yo lo acompañara en su misión y que si fuera necesario lo ayudara.

Inuyasha(enojado): yo no necesito ayuda! Ni menos de alguien que ni siquiera conozco!

Kagura: no debería de comportarse de esa manera, yo sigo órdenes y punto!

Inuyasha: feh! veo que tienes carácter(viéndola de arriba hacia abajo) pero... no crees que esas ropas son demasiado llamativas??

 

La mujer se queda callada, mira por unos instantes al youkai y...

 

Kagura(enojada): nadie tiene derecho a criticar mi vestimenta, te quedó claro??

Inuyasha(envaina su espada): de acuerdo, pero no des molestias.. si?

Kagura(entre dientes): porque a mi...

Inuyasha: escuché lo que dijiste.

Kagura: grrr...

 

El youkai retoma su camino mientras que Kagura saca una pluma de su cabeza y esta se agranda por lo que ella se sube en ella y se eleva...

 

Kagura: detesto hacer este tipo de trabajos... me las va pagar caro mi señor...

 

En la aldea donde había ocurrido la pelea, el terrateniente y su familia salen a la luz por lo que ven a Kagome, ella estaba llena de tierra y sucia(a consecuencia de esa pelea).

 

Sakura: Kagome! Donde habías estado?

Kagome: padres...

Matashi: pero que haces con ese arco y vestida de esa forma?

 

Los padres de la chica habían encontrado a Kagome con esas vestimentas de miko y con su arco en sus manos. El resto de sus compañeros estaban en silencio... Souta también aparece teniendo en sus manos a Kirara.

 

Kagome(sonriendo): pues... jejejeje nada!

 

Y todos los presentes se caen para atrás tras escuchar las palabras de la chica, aunque luego la familia se va y al mismo tiempo la chica.

 

Miroku: veo que sus padres no lo sabían...

Sango: pero excelencia yo tengo mis dudas de cómo fue que la perla reaccionó al mismo tiempo que Kagome?

Miroku: yo tampoco lo sé, pero tengo dos teorías... una que ella fuera la elegida por la Shikkon de ser su poseedora y la otra...pura coincidencia.

Sango: entiendo.

Kaede: no sé porque, pero desde que conozco a Kagome-chan siento en ella un aura muy diferente al de los demás.

Sango: usted lo cree así...?

Kaede: si.

 

Los tres siguieron platicando un rato mas, en el castillo semi-destruido Kagome ya se había cambiado mientras estaba enfrente de su padre, este tenía un semblante de preocupación.

 

Matashi: no puedo creer lo que he estado viendo, como es que una hija de un terrateniente estuvo en batalla sabiendo que su familia estaba preocupada?

Kagome: padre yo..

Matashi: no tienes nada que decir hija... no sabes lo preocupados que estábamos... pensamos que los youkais habían acabado con tu vida.

Kagome: padre pero yo... quise ayudar a mis amigos, esa batalla realmente fue muy dura, no pensé que esto iba a ser así.

Matashi(en tono frío): hija, no debes de meterte en los asuntos que no te conciernen, debes de aceptar que solo eres una princesa... no una guerrera...

 

Matashi realmente estaba preocupado por su hija, nunca se había imaginado que la encontraría siendo parte de las personas que estuvieron peleando en contra de esos youkais.

 

Matashi: solo te quiero pedir un favor y quiero que lo cumplas... sino... te irás de nuevo, porque no puedo estarme arriesgando tanto con esa manera tuya de ser. Deja que el joven monje y la mujer exterminadora hagan su trabajo.

Kagome: nani? Te refieres a Miroku y a Sango? Ellos que tienen que ver con todo esto?

Matashi: como te lo dije hace un momento, no tienes que preguntar, hay cosas que no te conciernen y por lo tanto no te debes de entrometer en los asuntos del feudo...

Kagome(seria): padre... yo... porque, porque me pides hacer eso? porque no puedo saber lo que ocurrió de que un aura apareciera...

Matashi(la calla): que es lo que quieres decir???

 

La chica se queda un poco helada al ver la actitud de su padre, su padre reacciona y la abraza.

 

Matashi: hija, onegai... ya no sigas con esto, quieres dedícate a tus deberes y ya.. pero por favor ya no te metas mas en los asuntos del houshi y de la exterminadora...

Kagoem: padre...

 

Ella no sabía ni que decir, estaba muy confundida a lo que estaba pasando; no sabía la razón por la cual su padre había reaccionado cuando le dijo sobre esa aura extraña que había aparecido esa ocasión. Luego de un rato ella se retira de ahí, Matashi continuaba viendo el paisaje... su semblante era de un humano preocupado, no se esperaba que Kagome dijera eso.

Matashi(pensando): como... como que mi hija hizo reaccionar la Shikko no tama? Cómo? Acaso... ella... no, no creo que lo sea.. no lo puede ser...

 

La chica ya había salido y estaba algo confundida, todo había pasado muy rápido para ella, seguía sin saber muchas cosas pero se ha dado cuenta que su padre parece esconder algo... no sabe que pero eso piensa... pero no solo eso, sino... esa batalla con ese youkai de orejitas de perro que estuvo a punto de matarla pero que por alguna razón la dejó vivir, eso le extrañaba mas... él tenía la oportunidad de acabar con ella pero no lo hizo...

 

Pasó un poco de tiempo, algunos días y la aldea, al igual que el feudo, estaban casi reconstruidos... Kagome como siempre(sin hacerle caso a su padre) de nuevo sale a visitar a Kaede y al mismo tiempo Sano y Miroku la siguen.

 

En esa ocasión Kaede había ido a curar a algunos enfermos por lo que encuentran la pequeña casa sola.

 

Sango: por lo que veo, no hay nadie...

Miroku: que les parece si mejor paseamos un poco?

Kagome: me agrada la idea.

 

De esa manera, los tres toman camino hacia el bosque, en eso Miroku se siente un poco extraño.. siente como si alguien los observara desde lejos, éste mira hacia arriba y parece no ver nada.

 

Sango: excelencia, sucede algo?

Miroku: eh.. no nada.

 

Y siguen su camino pero Inuyasha estaba viendo todo... Kagura estaba un poco alejada de él.

 

Inuyasha: así que esa humana.. vive aquí...

Kagura(recargada en un árbol): será mejor que los sigamos...

Inuyasha: nadie me da órdenes.

 

Ellos también se alejan de ahí...

 

En lo mas profundo de un bosque se escuchan el pisar de algunos arbustos... unos pies extraños estaban corriendo con todas sus fuerzas mientras que otros pies humanos trataban de alcanzarlos. Los primeros no parecían ser humanos, sino como youkais.. eran una mujer y un hombre, pero la mujer llevaba cargando a un pequeño niño zorro.

 

Hombre: debemos de escondernos a como de lugar...

Mujer: crees que logramos salir?

Hombre: no te preocupes querida...

 

Continuaban corriendo por un buen rato mas hasta que llegan a una cabaña que parecía estar vacía y ahí se esconden. Un grupo de humanos estaban armados y corriendo, estaban buscando a esos seres...

 

Seguían buscando hasta que ven esa cabaña vacía. Los dos youkais zorros junto con su pequeño estaban temerosos de que fueran descubiertos, el niño estaba algo dormido... no pasa mucho cuando los encuentran.

 

Soldado: será mejor que se rindan, de esta no salen vivos.

Hombre: piedad! Si quieren pueden acabar con mi vida pero la de mi hijo y mi mujer no...

Soldado2: jefe, que tal si jugamos un rato con ellos?

Soldado: me... agrada la idea.

 

Entonces el resto de los soldados rodean a los youkais, la mujer abraza a su hijo y este hacía lo mismo.. estaba muy temeroso. Los soldados comienzan a atacar a los youkais.. el macho usaba su garras y un fuego azul de manera que los alejaba un poco.

 

Soldado: ya lo hemos dicho, no queremos seres repugnantes como ustedes en este mundo.

 

Y seguían peleando pero en eso el macho estaba a punto de matar a varios cuando... siente que una espada es atravesada en su estómago... la hembra estaba asustada y horrorizada a lo que estaba viendo, el pequeño youkai estaba llorando.

 

Mujer: hijo... por favor no mires, no mires!

 

Los soldados parecían disfrutar el espectáculo porque estaban riendo, todos le dan varias estocadas mas al youkai hasta que cae destajado al piso y un pequeño charco de sangre se forma en el suelo la mujer estaba muerta del miedo, los soldados se estaban acercando y ella le empieza a susurrar al oído de su hijo.

 

Mujer: onegai! Huye... no mires atrás..

Hijo: mamá...

Mujer: haz caso a lo que digo vete... no dejes que los humanos te ataquen, ellos son malos.. vamos vete...

 

El niño estaba casi llorando los soldados ya estaban mas cerca y este corre... pero no sale del lugar, sino se queda detrás de un viejo mueble, el puede ver a través de un agujero como los hombres tomaban del cuelo a la mujer y.... el niño estaba horrorizado a lo que estaba viendo, sus ojos estaban mostrando miedo, terror.. estaba viendo a su madre irse, esos seres estaban haciéndola agonizar hasta que acaban con su vida y se van de ahí. El zorrito sale a escondidas y ve a sus padres muertos.

 

Hijo: mamá, papá..... no....

 

Y sale corriendo del lugar, pero dentro de su ser estaba odiando a los humanos, gracias a ellos sus padres estaban muertos y él estaba huérfano.

 

Casi por el mismo lugar Kagome, Sango y Miroku estaban cerca de la cabaña... ellos ven algo extraño y se acercan al lugar. Caminan un poco hasta que.

 

Kagome(horrorizada y se tapa la boca): que horror!

Sango: pero... pero...

Miroku: son youkais zorros!

Kagome: pero quien habrá sido...

Sango: lo mas posible... humanos como nosotros.

Kagome: que haremos?

Miroku(como rezando): será que les demos sepultura.

 

De esa manera Miroku tapa los cuerpos y comienzan a cavar un poco. Tiempo después los cuerpos ya estaban enterrados y estaban rezando un poco por ellos.

 

Habían terminado de rezar y siguen su camino, los tres estaban extrañados de que humanos como ellos habían acabado con la vida de esos youkais... seguían caminando hasta cuando a Kagome le sale una piedra que la golpea un poco en la cabeza y cae al piso.

 

Sango: Kagome! Estás bien?

Miroku: pero quien fue??

 

Un pequeño niño zorro estaba arriba de un árbol.

Niño: humanos! Porque no se van de aquí?

Kagome: pero... si es un niño...

Niño: que no soy un niño!

Sango: lo eres!

Miroku: oye... que hace un niño solo en estos lares?

Niño: tengo un nombre, me llamo Shippo.. pero será mejor que se vayan humanos detestables...

Kagome: oye Shippo, porque ese odio hacia nosotros?

Shippo: calla! No quiero te que acerques!

Sango: oye...

Shippo(enojado): no voy a permitir que muera como mis padres fueron... USTEDES SON DETESTABLES!!!!!!!! LOS DETESTO!

Miroku: ahora lo entiendo todo, tus padres eran aquellos que estaban en esa casa?

 

Cuando Shippo escucha eso en su mente pasan esas imágenes por lo que no aguanta mas y cae al suelo perdiendo el conocimiento. Sango lo toma en su brazos y este se despierta pero trata de escapar.

 

Sango: espera! Estás hirviendo en fiebre!

Shippo: no me toques humana!

 

Pero el niño estaba muy débil, por lo que se cae al piso... Kagome se acerca a él.

 

Kagome: parece que no ha comido en mucho y tiene fiebre...

Miroku: hay que ayudarlo.

 

Entonces preparan una fogata porque ya estaba anocheciendo y tapan al chico con un haori que tenía puesto Kagome.

 

Shippo despierta cuando la Luna ya estaba en su punto mas alto pero cuando ve que estaba tapado con ropas de humano se siente horrorizado y trata de irse... pero su cuerpo estaba aun cansado.

 

Miroku: veo que eres un niño travieso...

Shippo: porque.. porque... hacen esto?...

Sango: veo que has pasado por mucho...

Kagome: Shippo, no todos los humanos somos iguales.

Miroku: veo que viste a tus padres morir.

Shippo(llorando): snif... mi padres.. los... mataron... su raza... los mató....

 

Kagome se acerca hasta Shippo y lo abraza, éste se queda impresionado al gesto de la humana.

 

Kagome: no te preocupes pequeño, quédate con nosotros y nadie, ningún humano te va a hacer daño..

Sango: bienvenido Shippo.

Miroku: ya verás que estarás bien.

Shippo(cruzado de brazos). Pero aun así no me fío de ustedes por completo, los tendré checados..

 

A todos se les cae una gota en la cabeza pero luego deciden irse de ahí, Kagome se lleva a Shippo.

 

Miroku: pero Kagome, se darán cuenta tus padres?

Kagome: es muy pequeño, mejor que se quede conmigo hasta que encuentre a su gente o pueda vivir solo.

Sango: pero ten cuidado, ya sabes que en la aldea no los quieren.

Kagome: no importa... además ya tengo que regresar, Shippo vente.

 

El niño obedece y se va con la chica, el monje y la exterminadora se retiran de ahí... nadie se había dado cuenta que Inuyasha y Kagura los espiaban.

 

Kagura: un niño zorro?

Inuyasha: por lo que veo... los humanos de igual forma no son inocentes en esto, pero eso no tiene que ver con lo que estoy aquí.

Kagura: cuando estarás en esa aldea?

Inuyasha: mañana mismo... si es posible haré pronto el trabajo y ya... esos seres, pero en especial esa chica van a morir.

Kagura. Quieres que lo diga a su padre?

Inuyasha: vete, regresa luego...

Kagura: de acuerdo.

 

Kagura se va de ahí mientras que Inuyasha seguía viendo el oscuro paisaje.

 

Inuyasha: sin importar lo que pase en mi mente esa mujer estará muerta pronto... de eso lo puedo asegurar.

 

 

regresar