Make your own free website on Tripod.com

Capítulo 4: batalla nocturna, conociendo a un youkai puede peligrar la vida

 

Kagome observaba un poco impresionada al youkai, Inuyasha por su parte se había quedado sin aliento...

 

El youkai tenía preparado su colmillo de acero pero la ve... y el arma cae al piso mientras que su transformación la dejaba como una simple katana.

 

Kagome:... quien... quien... eres...?

 

Inuyasha no sabía que decir, era la primera vez que veía un humano bañándose en el río.

 

Kagome: eres.. un... youkai...?

Inuyasha: ...hu...mana...

 

Sin pensarlo dos veces, el youkai toma de nuevo su arma y se va de ahí.

Kagome: espera! Quien eres?

 

Pero Inuyasha ya no la escucha, la chica estaba aun consternada de lo que había pasado. No pasa mucho cuando ella termina y sale del río para luego vestirse e irse con los demás.

 

En la aldea en donde vivía la vieja Kaede, Miroku y Sango logran ver hacia lo lejos que la anciana ya estaba de regreso...

 

Miroku: buenas tarde señora Kaede.

Kaede: buenas tardes, han viso a Kagome-chan?

Sango: no, pensamos que había ido en su búsqueda.

Kaede: ya veo...

 

No pasa mucho cuando Kagome llega corriendo hacia ellos, pero estaba con un semblante un tanto extraño.

 

Sango: Kagome! Estás de vuelta!

Kagome: perdón...

Miroku: pero donde estabas? Estábamos muy preocupados por ti.

Kaede: Kagome-chan, es cierto que hace poco hubo un ataque a este lugar?

Kagome: si, así fue...

Kaede: el monje Miroku y Sango-san me lo han comentado pero... como era ese ser que te atacó?

Kagome: se refiere al hombre de largos cabellos y ojos dorados??

Kaede: por lo que veo, has tenido un encuentro con uno de los príncipes del reino de los youkais...

Miroku: reino... de los youkais...?

Sango: así es.

Kaede: hay que tener cuidado, Miroku-san... el amo Matashi-san ya le ha encomendado la misión?

Miroku: así es, me ha dicho todo...

Sango: acerca del Shikkon no tama?

Kagome: disculpen, es que yo no entiendo nada, que es eso del Shikkon no tama?

Kaede: veo que tengo que decírtelo... el Shikkon no tama, es una perla de valor inigualable que contiene extraños poderes.

Sango: según mi padre una vez me dijo que esa perla, de forma misteriosa había sido creada por humanos; como nosotros....

Kagome: y que tiene ver eso con los youkais?

Miroku: que esa perla, al ser poderosa los youkais la quieren para ser mas poderosos, no solo ellos, sino también los demonios y gente que maneja magia...

Kaede: así que, debemos de tener cuidado, ellos en cualquier momento pueden aparecer...

Kagome: pero tengo una duda, cuando me enfrenté con ese youkai, de repente sentí algo extraño dentro de mi ser... luego me di cuenta que el youkai se había impresionado por algo, por eso el se va de ahí junto con su ejército.

 

La vieja Kaede escuchaba cada una de las palabras de la chica, pero su semblante de uno tranquilo se volvió a uno como de preocupación; cosa que la exterminadora y el houshi se dieron cuenta... la chica trata de preguntar a Kaede-sama pero ella decide mejor evadir el tema.

 

Kaede: bien, será mejor que me dedique a trabajar. Creo que nos vemos en otra ocasión... ja ne.

Sango: hasta luego!

 

Todos se despiden de Kaede sama y ella deja solos a los tres.

 

Sango: y bueno, en donde estabas?

Kagome: bueno, es que... me fui a bañar un poco al río...

Miroku: kuso! >_< por que no lo supe antes...

 

En ese mismo instante tanto Kagome como Sango lo golpean.

Kagome y Sango: HOUSHI NO HENTAI!!!!!!!

Miroku(en el aire): pero que fue lo que dije?????@.@

 

Mientras seguía eso, en el bosque Inuyasha se había sentado en una rama de un árbol.

 

Inuyasha: rayos.... porque me tuvo que pasar esto a mi... ¬¬*

 

El youkai aun estaba fuera de si al ver visto a la chica en ese río... no sabía el porque pero algo lo había hecho llegar hasta ella. En su sensible olfato aun podía percibir ese aroma de jazmines.

 

Inuyasha(serio): feh! no me puedo quitar este detestable olor! No lo soporto!

 

Y en ese mismo instante, entre los arbustos su hermano Sesshoumaru aparece.

 

Inuyasha(se baja del árbol): que es lo que quieres?

Sesshoumaru: venía en tu búsqueda bakka, en donde rayos estabas??

Inuyasha(cruzado de brazos): no te entrometas en mi vida...

Sesshoumaru(oliendo): percibo un aroma de jazmines, acaso es algo... interesante??

Inuyasha: O.o nani? Que te pasa Sesshoumaru! YO NO ANDO DE LOCO CON ALGUIEN! ¬¬*

Sesshoumaru: me importa un bledo lo que hagas, pero no estoy aquí para hablar de esas cosas...

Inuyasha: entonces porque estás aquí?

Sesshoumaru: nuestro padre ha planeado otro ataque a los humanos.

Inuyasha: otro.. ataque?

Sesshoumaru: así es, esta vez será nocturno cuando esos seres estén durmiendo, así se nos será mas fácil tomar el Shikkon no tama.

Inuyasha: entiendo...

Sesshouamru: así que mejor regresemos al castillo hay muchas cosas aún que debemos de realizar.

 

El youkai no estaba muy contento de recibir órdenes de su hermano, pero no le quedó de otra y lo tuvo que hacer. Los dos toman camino y se van de ahí hasta poder llegar a su castillo.

 

En ese mismo castillo, Inutaisho estaba hablando con el ser de la piel de mandril... parecían estar hablando de unos asuntos muy importantes.

 

Inutaisho: entonces dices que el Shikkon no tama está en esa aldea?

¿?: si, amo... he podido percibir esa fuerza magnífica en esa aldea, la misma que atacó el joven Seshsoumaru.

Inutaisho: bien, confiaré en sus palabras... solo se que me fallas y tu cabeza estará colgando en la plaza.

¿?: no se preocupe amo, no lo voy a defraudar.

 

Los hijos de Inutaisho entran a una de las salas del castillo, esa misma en la cual su padre y el ser hablaban.

 

Inutaisho: Inuyasha, es bueno que hayas regresado... estábamos halbnado acerca del ataque de esta noche... no sé si tu hermano te lo ha comentado.

Inuyasha: si... me dijo algo...

Inutaisho: esta noche tú y tu hermano van a atacar de nuevo..

Sesshoumaru(serio): no estoy de acuerdo con eso padre.

Inuyasha: que puedo decir yo... u_u

Inutaisho: no me importa si los dos no se llevan bien, en esta ocasión ustedes tomarán rienda en este ataque... ya lo dije, no quiero a ningún humano vivo!

¿?: señor... no estamos solos...

Inuyasha: que quiere decir con eso?

 

Entonces con leve movimiento, el ser de piel de mandril abre una puerta y un hombre aterrado veía todo.

 

Sesshouamru: pero si es un humano!

Inuyasha: como fue que llegó hasta aquí?

Hombre: por... favor... no... me hagan nada....

Inutaisho(se acerca lentamente): no puedo creer que un humano haya logrado entrar vivo a este territorio gobernado de youkais como nosotros.

¿?: que tiene pensado hacer?

Inutaisho(desenvaina su katana): por lógica acabar con la vida de este repugnante ser...

 

Los dos hijos estaban cerca de su padre y no decían nada, sabían que no era permitido intervenir en los asuntos de su padre. El ser de piel de mandril estaba en silencio... Inutaisho toma al hombre de sus ropas y lo alza.

 

Inutaisho: sabías... humano insolente que estas tierras son de nuestra propiedad? Que el las penetre puede morir?

Hombre: por... por... kami... no me... mate....

Inutaisho: ah... quieres piedad?... antes dime... quien te mandó aquí, quien fue el ahou que te envió a tu propia muerte?

Hombre.... yo... yo...

Inutaisho(enojado): CONTESTA A LO QUE TE PREGUNTÉ!!!!

Hombre: .... mi amo.... Matashi-sama....

¿?: creo que se refiere al dueño del feudo de la aldea...

Inutaisho: mmm... con que ese hombre, ya veo...

Hombre: es... para... poder... poder acabar con ustedes...

 

Cuando escuchan eso, todos los presentes se ríen al tras haber escuchado tales palabras de un humano muerto del miedo.

 

Inutaisho(guardando compostura): no me hagas reír!...

Hombre: onegai.. piedad...

Inutaisho: yo... no conozco la piedad a los espías!

 

Al decir esas palabras el youkai, usando sus uñas, hiere al hombre... lo lanza hasta una pared y luego con su espada se lanza hacia él y lo destaja con varios movimientos, el humano había muerto al instante. Sesshoumaru, Inuyasha y el ser; veían atentos a lo que el youkai había hecho al humano.

 

No pasó mucho cuando Inutaisho había terminado, sus espada estaba manchada de sangre y la agita un poco para que luego con un pañuelo que saca de sus ropas limpia los restos de sangre y momentos después ya la había guardado en su funda.

 

Inutaisho: esto, es una prueba que los humanos deben de morir y el youkai dominar el mundo, quiero que limpien esto...

 

El youkai se retira de ahí, sus hijos seguían viendo el cuerpo destajado e inerte del hombre para que luego se dieran media vuelta y dejaran el lugar... el ser, también se retira de ahí...

 

En los jardines, los dos youkais estaban repasando lo sucedido, ellos según recuerdan... nunca había visto a su padre en ese plan.

 

Sesshoumaru: creo que debemos de cuidar mas la guardia, es el primer humano que entra a estos territorios.

Inuyasha: ahora que lo recuerdo es cierto... pero... no es el primero...

Sesshoumaru: que es lo que me quieres decir?

Inuyasha: hoy mientras caminaba en el bosque... vi a una humana bañarse en el río.

 

El hermano del youkai se había quedado sin habla a lo que estaba escuchando.

 

Sesshoumaru: y? Acabaste con ella?

Inuyasha: no pude hacerlo! No sé porque pero de repente me sentí extraño y no pude hacerlo!

Sesshoumaru: acaso no sabes que entrando un humano, pueden entrar mas?

Inuyasha: eso lo sé a la perfección, acabaré con ella la próxima vez que la vea...

 

Los dos toman diferentes caminos para terminar de preparase, ya que en esa misma noche un nuevo ataque iba a iniciar.

 

En la aldea Kagome junto con Miroku y Sango, estaban  el atardecer que se estaba produciendo... se encontraban en el pasto recostados.

 

Kagome: aun así, no puedo creer que este cielo sea tan lindo y haya guerra...

Sango: pero por ahora no ha habido nuevos ataques.

Miroku: será mejor que disfrutemos esto.

Kagome: hasta me siento tranquila ahora y más porque Naraku-sama no está por aquí...

Sango: es el príncipe que conociste hace poco, ne? Dime como es?

Miroku: -_-U mujeres, todas iguales...

Kagome: Naraku es amable, caballeroso...

Sango: que envidia..^^U

Miroku(serio): uy si, que envidia.

Kagome: jejejeje, pero no me agrada estar con él... no es mi tipo, además de todo fue asunto de mis padres.

Sango: ya veo...

Kagome: creo que es tarde, es bueno que regrese a casa... ^o^ jejejeje, nos vemos...

Miroku: será mejor que vayamos todos...

Sango: hai.

 

Los tres se levantan y se van hacia el castillo en donde vivía Kagome, estando cerca de ahí... la chica se despide ellos y se va por la parte trasera del lugar, donde ya sus damas de compañía la esperaban.

 

Naomi: Kagome-sama nos da gusto que haya regresado!

Minako: es tarde, donde se encontraba?

Kagome: jejeje siento haberlas preocupado sucedieron muchas cosas.

Naomi: creo que no vamos a estar encubriendo por siempre, hoy su madre casi descubre que usted nunca está aquí.

Kagome: de veras?

Minako: así es Kagome-sama, es mejor que trate de estar lo mas temprano posible.

Kagome(sonriendo): de acuerdo, lo voy a hacer ^^

 

En ese mismo lugar Sango parecía estar hablando con Matashi.

 

Matashi(observando a al chica): así que eres una exterminadora, pero no se suponía que eran tres?

Sango: señor disculpe, pero hace poco que mi aldea fue destruida por los youkais, en este momento soy la única sobreviviente y puedo ser útil para lo que me llamó.

Matashi: entiendo, puedo confiar en usted?

Sango: si, señor.

Miroku: veo que no soy el único guardián del Shikkon no tama.

Matashi: así es... ustedes son de los pocos seres humanos que poseen una fuerza interior que pueden proteger por mientras a la perla, hasta que se encuentre a la persona correcta.

Sango: ya veo...

Matashi: así que, Sango-san en este momento le darán una habitación y podrá vivir aquí... al igual que lo está haciendo su excelencia.

 

El padre de Kagome sale de la sala y unos cuantos siervos entran a la sala y llevan a Sango hasta su habitación.

 

Miroku: por lo que veo ahora vivimos todos juntos.

Sango: mire excelencia, eso no quiere decir que podrá hacerlo siempre, me escuchó?

Miroku: ^^U(pensando) no la puedo engañar con facilidad.

 

Llegó la noche, y todos en el castillo se fueron a descansar... en la habitación de Kagome, ella estaba durmiendo plácidamente junto con Kirara, entonces el animalito de repente se despierta algo sobresaltado y con su pequeño hocico mueve el rostro de Kagome.

 

Kagome(algo adormilada): que pasa Kirara? Sientes algo?

 

Pero en ese mismo instante Kagome se siente algo extraña, sentía algo que no era normal... pone su mano en su pecho algo asustada.

 

Kagome: pero... que fue lo que sentí?... parecía como un escalofrío, algo no está bien.

 

El animalito de pronto comenzó a gruñir hacia la puerta que daba con el jardín.

 

Kagome: Kirara, que te pasa...

 

Y en eso la puerta es destruida y unos youkais le lanzan algunas flechas, las cuales logra esquivar y éstas dan hacia una pared que la hacen polvo.

 

Kagome: nani?O.O

 

Un ataque había iniciado, los youkais habían llegado al castillo y al mismo tiempo estaban atacando de nuevo la aldea.

 

Kaede: no puede ser! Son de nuevo ustedes!

Sesshoumaru: como lo escucharon, que nadie quede vivo!

Inuyasha: hacia tiempo que no peleaba de esta manera!

 

En el castillo Kagome estaba tratando de escapar pero los youkais estaban aumentando... en eso, Sango y Miroku llegan a su rescate.

 

Miroku(desenvuelve su mano): Kazaana!

Sango: Hiraikotsu!

 

Destruyen algunos youkais y Kagome queda libre, ella corre hacia donde estaba su arco y se dirige a ellos.

 

Sango: estás bien Kagome?

Kagome: si, gracias.

Miroku: ahora entiendo el porque el ambiente de esta noche era tenso...

Kagome(preocupada): donde está mi padre?

Miroku: ha mandado a un ejército está en un lugar a salvo junto con Sakura-sama y tu hermano.

Sango: es mejor que vayas con ellos!

Kagome: ie! Quiero ayudarlos!

Miroku: pero... es peligroso...

Kagome: no importa, tomaré el riesgo... voy a prepararme.

 

En eso Kagome se pone una hakama lo mas rápido que podía y se va con ellos hacia fuera del lugar.

 

Los tres tratan de detener a los youkais, en eso, Sesshoumaru hace a un lado los suyos hasta quedar enfrente.

 

Seshsoumaru(serio y cruzado de brazos): así que, ustedes de nuevo...

Kagome: tu...

Sesshoumaru: la chica de la otra ocasión(pensando)es extraño en este preciso momento no siento poder espiritual en ella... viendo las cosas creo que lo he tomado en serio.

Miroku: Kagome, lo mejor será que te alejes de aquí.

Sango: nosotros vamos a detenerlos.

Kagome: pero...

Sango: vamos!

 

La chica asiente y corre...

 

Sesshoumaru: ni creas que vas a escapar!

 

Kagome no le hace caso y sigue corriendo... Sesshoumaru es detenido cuando el boomerang de Sango pasa de su lado y le impide el paso.

 

Sesshoumaru: veo que no son humanos normales.

 

Por otro lado de la batalla, Kagome estaba buscando si alguien aun estaba vivo... al fondo, logra ver a alguien que con sus garras estaba acabando con la vida de unos hombres. Ella prepara su arco y...

 

Kagome: una mas y te juro que lanzo esta flecha en tu corazón asesino!

 

El ser se da media vuelta y...

 

Kagome(sorprendida): anata?(tú)

 

Inuyasha ve a la joven con su arco preparado... sus manos estaban manchadas de sangre de sus víctimas.

 

Inuyasha: mujer... de jazmines...

 

El youkai salta y Kagome lanza la flecha, pero no le da... el youkai queda enfrente de ella y tira el arma.

 

Inuyasha: a mi, ningún arco me puede derrotar... mujer...

Kagome: tu eras... ese... youkai...

 

Y la chica trata de recordar cuando se vieron en el río. Inuyasha por su parte desenvaina su colmillo de acero y se lo apunta al cuello y al mismo tiempo la acorrala en una pared.

 

Inuyasha: te he dejado viva en esa ocasión, esta vez no te dejaré vivir.

Kagome(trata de no mostrar miedo): puedo... saber, porque hacen esto?

 

Inuyasha de pronto huele ese mismo olor de jazmines, se sentía como hipnotizado porque no siente que varios soldados estaban cerca de ahí.

 

Soldado1: youkai, te tenemos acorralado, no puedes escapar.

Soldado 2: es mejor que dejes tus arma en el suelo.

Inuyasha(serio): no me subestimen...

 

Kagome no decía nada... por fuera no mostraba algún temor, pero dentro de sí sentía que la muerte estaba enfrente de ella, que pronto iba a morir a manos de ese youkai. Inuyasha estaba de espaldas a Kagome y los cuenta.

 

Inuyasha: a ver... uno, dos, tres.... feh! no son muchos, jejeje mejor para mí que tengo algo mas importante que hacer....

 

Entonces Inuyasha prepara su espada.

 

Inuyasha: Tessaiga!!!!!!!!

 

Y pasa por encima de los soldados matándolos al instante, Kagome veía casi aterrorizada la escena, veía como morían destajados los pobres hombres... no podía mover ni un músculo, su cuerpo había dejado de funcionar. Logra ver cerca de ella su arco y una flecha, con cautela se acerca a ella pero Inuyasha ya había acabado con ellos y la ve.

 

Inuyasha: no te sugiero que lo hagas, puedo acabar con tu vida cuando sea.

Kagome: tu...

 

El youkai se queda paralizado Kagome mostraba en sus ojos miedo, y preocupación... él se sentía raro, era la primera vez que sentía algo por ese humano.

 

Inuyasha(envaina su espada): por esta ocasión te dejo viva, para la próxima morirás.

Kagome: ....

 

La chica estaba sorprendida, el youkai había mostrado un semblante diferente... en vez de uno lleno de crueldad y frialdad mostraba uno de... ¿preocupación?... Inuyasha se va de ahí, y Kagome cae de rodillas comenzando a llorar. Era la primera vez que sentía que su vida se iba a acabar en ese instante.

 

Por otro lado Sesshoumaru seguía peleando con los demás, hasta que ve a Inuyasha acercarse.

 

Inuyasha: veo que la pelea continúa... es mejor retirarnos, no está lo que buscamos.

Sesshoumaru: que es lo que dices?

Inuyasha: que la Shikkon no tama no está aquí!!!!!!!

Miroku: así, que quieren esa perla?

Sango: aunque la tuviéramos nunca se las daríamos!

 

Ella ataca e Inuyasha hace lo mismo... los youkais de nuevo estaban tomando ventaja... Miroku y Sango casi no podían, pero... en eso, los youkais de nuevo se sienten extraños. Al fondo estaba Kagome con su arco preparado.

 

Sesshoumaru: de nuevo... esa presencia...

Inuyasha(pensando): esa mujer, es realmente extraña...

Miroku: Kagome!

Sango: Kagome!

 

La chica parecía estar a punto de lanzar la flecha... tenía todo su valor y por dentro estaba casi muerta del miedo...

 

Cerca del lugar, una luz de color rosado comienza a aparecer y todos se quedan sin habla a lo que veían.

 

Sesshoumaru: este poder...

Inuyasha: pero...

 

La chica lanza la flecha y esta iba directo a Inuyasha pero se desvía un poco rozando un poco el rostro del youkai.

 

Todos los youkais comienzan a sentir un gran escalofrío por lo que comienzan a huir de nuevo. Inuyasha se les queda viendo.

 

Inuyasha: mujer de jazmines, por lo que veo... no te rindes, eso no significa que sigas viviendo por mucho tiempo...

 

Los youkais se van y Kagome llora un poco.

 

Sango: Kagome, estás bien?

Kagome: si...

Miroku: que extraño... ha reaccionado el Shikkon no tama.

Sango: a que te refieres?

Miroku: Kagome... ha hecho reaccionar la perla...

 

 

regresar